Palabras del ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en la clausura de la VI Conferencia Internacional de Cooperación de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), La Habana, 11 de noviembre de 2022

Palabras del ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en la clausura de la VI Conferencia Internacional de Cooperación de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), La Habana, 11 de noviembre de 2022

Excelentísimo Sr. Mario Búcaro, presidente del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe y Canciller de la República de Guatemala:

Excelentísima Sra. Adriana Bolaños, representante de Costa Rica, presidenta del Comité Especial de Cooperación y Movilización de Recursos:

Excelentísimo Sr. Rodolfo Sabonge, Secretario General de la Asociación:

Distinguidos representantes de los países Miembros, Asociados y Observadores:

Invitados Especiales que nos acompañan:

La VI Conferencia Internacional de Cooperación de la Asociación de Estados del Caribe concluye con positivos intercambios y resultados. Agradecemos a todos haber confiado a Cuba la sede de tan importante evento para la región del Gran Caribe.

Ha sido un encuentro especial, que ha tenido como prioridad la reactivación de las acciones colectivas de cooperación y la reafirmación de la solidaridad como elemento indispensable para enfrentar los obstáculos y desafíos que no solo persisten, sino se acrecientan en el actual escenario internacional, con un impacto considerable en nuestra región.

La pandemia de la COVID-19 tuvo un grave impacto para nuestros países, que emergieron mucho más vulnerables.

La región de América Latina y el Caribe enfrenta un panorama económico y social muy complicado. Crecieron la pobreza y la inseguridad alimentaria. Se desaceleró el crecimiento económico y cayó la inversión extranjera; al mismo tiempo que aumentaron la deuda y el empleo informal y precario. Todo ello agudizó los graves problemas que enfrenta nuestra región, la más desigual del planeta.

Nuestros países, en mayor o menor medida, enfrentan grandes desafíos resultantes de la precaria seguridad alimentaria, los desastres naturales, las presiones inflacionarias y, muy especialmente, los asociados a la condición de pequeños Estados insulares.

Sobre algunos de los Estados miembros de la AEC, pesan medidas coercitivas unilaterales contrarias al Derecho Internacional, que atentan contra el desarrollo, la estabilidad y la prosperidad del Gran Caribe.

Deseo agradecer profundamente a todos los representantes de los países aquí presentes que votaron a favor de la Resolución que pide poner fin al bloqueo contra Cuba, aprobada el pasado 3 de noviembre en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Estimados señores representantes e invitados:

Se aprecia distante y muy difícil de alcanzar la creación de un entorno favorable e inclusivo para el crecimiento y, especialmente, para el desarrollo de nuestros países.

En el encuentro que concluye ahora, se ha ratificado la relevancia de la ciencia, la tecnología y la innovación en los procesos de integración en torno al Mar Caribe, que necesita convertirse en una zona especial de desarrollo sostenible.  

Los países miembros de la AEC han participado de manera activa en estas dos jornadas de trabajo, demostrado su compromiso de laborar en las áreas claves para la Asociación y confirmado su voluntad de seguir fomentando el desarrollo de las capacidades nacionales y regionales, así como de replicar experiencias avaladas por buenos resultados.

Cuba pone a disposición de los países de la AEC su potencial científico e investigativo y la experiencia de nuestros expertos, y reitera su voluntad de participar activamente en los proyectos que se han expuesto.

Creemos firmemente que, junto con la solidaridad y la cooperación de la comunidad internacional, la cooperación Sur-Sur, incluso triangular o en diversos formatos, será esencial en los esfuerzos para la recuperación de los efectos sistémicos y devastadores de la pandemia y en el enfoque multidimensional para la erradicación de la pobreza, la exclusión y la inequidad.

Pese a las dificultades, compartimos expectativas con relación a la cooperación Norte-Sur en las áreas claves de la AEC, reconociendo que resulta, además, mutuamente ventajosa.

En este contexto, apoyamos el justo reclamo de los hermanos países de CARICOM de recibir un trato justo, especial y diferenciado.

Agradecemos a los países observadores, agencias de cooperación y potenciales donantes que han asistido a estas provechosas jornadas y que expresan toda la voluntad de acompañar los esfuerzos de la Asociación de Estados del Caribe. A todo ellos nuestra gratitud.

Las acciones colectivas incluidas en los proyectos presentados durante la conferencia demandarán la articulación de mecanismos financieros, regionales, nacionales y locales, con una intensa y fructífera presencia de las diversas contrapartes de la cooperación.

Cuba reconoce y encomia la función esencial de la AEC como un ámbito indispensable de consulta, concertación y cooperación.

Los objetivos y progresos de la Asociación de Estados del Caribe son también una valiosa contribución a la observancia y aplicación de los postulados de la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por los Jefes de Estado y Gobierno, en la segunda Cumbre de la CELAC, en el año 2014.

Agradecemos la presencia del Presidente del Consejo de Ministros de la Asociación y Canciller de Guatemala, Excelentísimo Sr. Mario Búcaro. Auguramos que la Cumbre de la Asociación, en su país, en mayo de 2023, constatará, seguramente, sustanciales progresos en los temas que se gestaron o desarrollaron en esta Conferencia.

Reconocemos el significativo aporte de la Presidencia de Costa Rica en el Comité de Cooperación y Movilización de Recursos y agradecemos por ello, especialmente, a Adriana Bolaños.

La persistencia, ardua y paciente labor del Secretario General de la Asociación, Rodolfo Sabonge, ha resultado decisiva y merece nuestra gratitud y aprecio.

Los saludamos a todas y todos en la esperanza de que su estancia en La Habana, además de provechosa, haya sido placentera.

Continuaremos abogando por la solidaridad, la cooperación y la integración para el fortalecimiento de los vínculos fraternales entre las naciones de la Cuenca del Gran Caribe.

Muchas gracias.

(Cubaminrex)

Categoría
Bloqueo
Comunidad cubana
Cooperación
Eventos
Multilaterales
Relaciones Bilaterales
Solidaridad
RSS Minrex