Basta la dignidad para oponerse a la exclusión

A la política de no inclusión de la administración de Joe Biden se han opuesto, de manera manifiesta, además, bloques de países como Caricom, ALBA-TCP y Grupo de Puebla, gobernantes y entidades latinoamericanas y caribeñas, y se han sumado voces de otras latitudes  

Al imperio también se le puede decir «no» cuando sus pretensiones son las de imponer su prepotencia en detrimento de los pueblos y gobiernos que no se someten a sus antojos hegemónicos.

Las distintas administraciones de Estados Unidos siempre han tenido, como política para América Latina y el Caribe, la de sometimiento, considerando a nuestros países como el patio trasero de sus ambiciones: una Doctrina Monroe en pleno siglo XXI.

Por ello, a algunos medios de prensa occidentales les resulta entre raro e incomprensible que gobiernos de naciones soberanas de la región procuren ser independientes de los intereses de Washington, y ni siquiera cedan a aceptar las imposiciones de EE. UU. a cambio de paliativos económicos o de que se levanten crueles sanciones.

No debieran ser excepciones, sino mayoría, quienes se acostumbren a usar el «no» como equivalente de dignidad, para poner freno a una política coercitiva, colonialista, antidemocrática y violatoria de toda inclusión, diálogo y búsqueda de consenso para hacer avanzar a naciones sometidas al despojo y a la explotación.

Dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que la «época es otra, y debe cambiar», y este martes reiteró, con gran resolución, su posición digna y firme respecto a los países y gobiernos de América Latina y el Caribe.

En esta oportunidad, dijo respetuosamente que, de no invitarse, por parte del Presidente de Estados Unidos, a todos los gobernantes de la región para que asistan a la 9na. Cumbre de las Américas, de junio próximo, en Los Ángeles, él no asistiría.

A la política de no inclusión de la administración de Joe Biden se han opuesto, de manera manifiesta, además, bloques de países como Caricom, ALBA-TCP y Grupo de Puebla, gobernantes y entidades latinoamericanas y caribeñas, y se han sumado voces de otras latitudes, como ayer mismo declaró el Gobierno de China.

Los próximos días atestiguarán cómo la dignidad y la soberanía de los pueblos libres resisten, suman apoyos y ponen frenos morales a la arrogancia y prepotencia del Gobierno de Estados Unidos.

 
 
 
 

Informaciones relacionadas

Categoría
Bloqueo
Multilaterales
Situaciones Excepcionales
Solidaridad
RSS Minrex