Cuba fortalece su compromiso con el desarme, tras adopción del Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares

 

NUEVA YORK, 7 de julio de 2017. Cuba definió hoy la adopción del Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares como un hito histórico y fruto de un proceso de discusiones multilaterales de más de 70 años.

“El Tratado es un merecido tributo a todas las víctimas del uso o ensayo de las armas nucleares”, anunció el Representante de Cuba, Embajador Rodolfo Benítez Versón, al definirlo como un paso de avance fundamental en el impostergable camino hacia el desarme nuclear.

El diplomático cubano resaltó que con dicho tratado, la comunidad internacional deja claramente establecido que las armas nucleares son inhumanas, inmorales, éticamente indefendibles y,  a partir de ahora, también ilegales.

Tras realizar consideraciones referidas a la letra del instrumento aprobado, el Embajador cubano reiteró que la amenaza de las armas nucleares atañe a la comunidad internacional en su conjunto, pues ningún país quedaría inmune a la insensatez de un ataque nuclear. De esta manera, insistió que el desarme nuclear es y debe continuar siendo, la más alta prioridad en la esfera del desarme.

Benítez Versón recordó que la proclama de la región de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, enfatiza el firme compromiso de los países de la CELAC con la promoción del desarme nuclear como objetivo prioritario y consideró que la adopción del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares es una contribución fundamental a ese objetivo.

Tras rememorar la vigencia de la intervención del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 12 de octubre de 1979, aseguró que Cuba se mantendrá firme en su compromiso de legar a las futuras generaciones un mundo mejor, libre para siempre de las armas nucleares. (Cubaminrex-Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas)

Categoría
Multilaterales