Declaración Conjunta entre la República Popular China y la República de Cuba sobre la Profundización de las Relaciones Binacionales en la Nueva Era

Compartimos la Declaración Conjunta entre la República Popular China y la República de Cuba sobre la Profundización de las Relaciones Binacionales en la Nueva Era, adoptada durante la visita oficial del primer secretario del Partido Comunista de Cuba y presidente de la República de Cuba el 25 de noviembre de 2022.

A invitación del Secretario General del Comité Central del Partido Comunista del Partido Comunista de China (PCCCh) y Presidente de la República Popular China Xi Jinping, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Ca (PCC) y Presidente de la República de Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez realizó una visita de Estado a la República Popular China entre los días 24 y 26 de noviembre del 2022.

Durante la visita, el Secretario General y Presidente Xi Jinping sostuvo una fraterna conversación con el Primer Secretario y Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, expresión de la entrañable amistad que une a los pueblos, Partidos y Gobiernos de ambas naciones. El Primer Ministro Li Keqiang y el Presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional Li Zhanshu sostuvieron encuentros por separado con el compañero Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

El compañero Migue Díaz-Canel Bermúdez trasladó el cordial saludo y las felicitaciones del General de Ejército Raúl castro Ruz al compañero Xi Jinping, quien lo agradeció y reciprocó. Ambos Jefes de Estado valoraron altamente los históricos lazos de amistad y cooperación entre la República Popular China y la República de Cuba (en lo adelante denominado “ambas partes”), forjados por la dirigencia histórica de las respectivas naciones, encabezada por Mao Zedong y Fidel Castro Ruz. Cuba estableció relaciones diplomáticas con la República Popular China en el año 1960, siendo el primer país del hemisferio occidental que reconoció a la Nueva China. Ambos Mandatarios expresaron su satisfacción por el desarrollo de los lazos sino-cubanos y los fructíferos resultados alcanzados en la cooperación en todas las esferas, durante los 62 años de relaciones diplomáticas. Las relaciones sino-cubanas se han convertido en un caso ejemplar de la solidaridad y cooperación entre países socialistas y del sincero apoyo mutuo entre países en vías de desarrollo.

Los dos Mandatarios destacaron que ambos países socialistas defienden con firmeza la soberanía, a independencia, así como la unidad y la dignidad nacionales, y siempre han persistido invariablemente en el camino socialista con características propias y alcanzado significativos logros.

Los dos Mandatarios realizaron un profundo intercambio de opiniones sobre las relaciones entre los dos Partidos y Gobiernos, así como sobre temas internacionales y regionales de interés común, y ratificaron la voluntad común de continuar promoviendo la implementación de los importantes consensos alcanzados. Acordaron continuar fortaleciendo la orientación política para las relaciones entre ambos Partidos y Gobiernos, promover el intercambio de visitas y el diálogo político de alto nivel, y fomentar la cooperación a todas las instancias y en todas las esferas, poner en pleno juego los diversos mecanismos de cooperación, así como continuar profundizando las especiales relaciones de amistad  y solidaridad, entre China y Cuba en la nueva era, a fin de materializar la construcción de la comunidad de futuro compartido China-Cuba en el proceso del impulso de la construcción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad.

  1. La parte cubana expresó su calurosa felicitación con motivo del pleno éxito del XX Congreso Nacional del PCCh. El Primer Secretario y Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez felicitó cálidamente al Compañero Xi Jinping por su elección como Secretario General del XX Comité Central del PCCh. La parte cubana consideró que el Congreso tiene una extraordinaria significación histórica para el PCCh, el pueblo chino y el desarrollo de China, y que sus resultados representarán un nuevo estímulo e impulso para el avance de todas las fuerzas progresistas a nivel mundial. La parte cubana sostuvo que el pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Peculiaridades Chinas de la Nueva Era constituye un hito en la chinización del Marxismo y su adaptación a nuestro tiempo, y expresó su convicción de que, bajo el liderazgo del Secretario Xi Jinping, el PCCh y el pueblo chino continuarán conquistando sin cesar nuevos y grandes logros en la causa del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva era.
  2. La parte cubana manifestó su cálida felicitación y alto aprecio por las grandes transformaciones de China durante los diez años de la nueva era y reiteró su felicitación por el centenario de la Fundación del PPCh, la entrada del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva era y la materialización del objetivo de lucha fijado para el primer centenario, al haber cumplido con éxito la tarea histórica de erradicar la pobreza extrema  y la consiguiente culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, por parte del pueblo chino de todas las etnias, unido y dirigido por el PCCh. La parte cubana está plenamente confiada en que el PCCh seguirá uniendo y dirigiendo al pueblo chino de todas las etnias en la materialización del objetivo de lucha fijado para el segundo centenario -la culminación de la construcción integral de un poderoso país socialista moderno, promoviendo integralmente la gran revitalización de la nación china con la modernización china.
  3. La parte china reiteró su cálida felicitación al Partido Comunista, al Gobierno y al pueblo de Cuba por el éxito del VII Congreso del PCC, que tuvo lugar del 16 al 19 de abril de 2021 y valoró altamente los nuevos logros obtenidos en los sucesivos plenos de su Comité Central. La parte china admira altamente al PCC por haber unido y conducido al pueblo cubano en la superación de las condiciones particularmente desventajosas y avanzar con ánimos elevados e intrepidez, y le asiste la plena convicción de que Cuba vencerá y obtendrá nuevos avances en la causa soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible.
  4. China y Cuba son buenos amigos, compañeros y hermanos. Frente a la pandemia del siglo y los cambios no vistos en una centuria, ambas partes están comprometidas con ser acompañantes en el camino del socialismo, buenos socios en el desarrollo común, y buenos compañeros en la colaboración estratégica. Al atribuir suma importancia al desenvolvimiento de las relaciones sino-cubanas, China se mantendrá firme e invariable, en profundizar la amistad entrañable, desarrollar la cooperación de beneficios mutuos y ganancias compartidas y ser socio de Cuba en la actualización de su modelo de desarrollo económico y social. Con independencia de los cambios en la situación internacional, la parte china nunca alterará su adhesión a la amistad duradera entre China y Cuba, nunca variará su determinación de apoyar a Cuba en su camino socialista, ni cambiará el rumbo de promover la cooperación práctica entre China y Cuba.
  5. China y Cuba son buenos ejemplos en la lucha solidaria contra la pandemia. Durante la pandemia, se ha preservado el diálogo político a todos los niveles, incluyendo al nivel de los líderes, y ambos países se han solidarizado y apoyado mutuamente, colocando la salud y la vida de los pueblos en el centro de sus desvelos, y ofreciendo apoyo y ayuda a la comunidad internacional en el enfrentamiento a COVID-19.
  6. El PCCh y el PCC son respectivamente el núcleo dirigente de su causa socialista. Ambos Partidos están dispuestos a seguir fortaleciendo los intercambios institucionalizados y reforzar los intercambios sobre la construcción del socialismo conforme a sus respectivas condiciones nacionales, llevar a cabo el intercambio y el aprendizaje mutuo, y enriquecer sin cesar la connotación de si relacionamiento, a fin de ofrecer un fuerte sustento político para el avance integral y profundo de las relaciones sino-cubanas.
  7. La parte cubana reafirmó su consecuente e invariable posición de apego irrestricto al principio de una sola china; su reconocimiento al Gobierno de la República popular China como el único Gobierno legítimo que representa a toda China y a Taiwán como parte inalienable del territorio chino; ratificó que la cuestión de Taiwán es un asunto interno de China, en el que nadie tiene derecho a inmiscuirse. La parte cubana manifestó su rotundo rechazo a todas las intentonas de intervenir en los asuntos internos de China aprovechando la cuestión de Taiwán, y su invariable apoyo a todos los esfuerzos del Gobierno chino por materializar la reunificación del país.
  8. El bloqueo viola gravemente los derechos a la vida y al desarrollo del pueblo cubano. La parte china reafirmó su apoyo firme a la justa lucha del pueblo cubano por salvaguardar su soberanía nacional y en contra de la injerencia externa y el bloqueo. Las acciones erróneas de imponer arbitrariamente las sanciones unilaterales, cortar la asistencia de desarrollo y congelar los activos legítimos de otros países por parte de unos pocos países deben ser corregidas. La parte china apoya la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba.
  9. Ambas partes coincidieron en que la cuestión de Xinjiang no es en absoluto una cuestión de los derechos humanos, sino una cuestión de la lucha contra la violencia, el terrorismo, el extremismo y la secesión. Cuba se opone resueltamente a la intervención en los asuntos internos de China so pretexto de la cuestión de Xinjiang.  
  10. Ambas partes coincidieron en que es imperativo explorar el camino de desarrollo de los derechos humanos conforme a las necesidades de los pueblos, partiendo de las realidades nacionales y se oponen firmemente a la politización y la instrumentalización de las cuestiones de los derechos humanos, la aplicación del doble racero, y la imposición de la voluntad y los estándares propios a otros países.
  11. Ambas partes acordaron profundizar la cooperación en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta de alta calidad, poner en práctica el Plan entre ambos gobiernos, fortalecer la colaboración en áreas de interés común como la biotecnología, las fuentes renovables de energías, la salud, la economía, el comercio, las finanzas y la ciberseguridad, a fin de materializar la inserción efectiva de Cuba en esa Iniciativa en beneficio de los dos países y sus pueblos. La parte china seguirá proporcionando a Cuba apoyo y asistencia dentro de su alcance. La parte cubana expresa su agradecimiento al respecto.
  12. Ambas partes coincidieron en que actualmente el mundo, nuestro tiempo y la historia están cambiando de formas nunca conocidas. La parte cubana comparte los valores comunes de la humanidad, formulados por China: la paz, el desarrollo, la equidad, la justicia, la democracia y la libertad, y está dispuesta a sumarse a la parte china en la defensa del sistema internacional centrado en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el orden internacional basado en el derecho internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales basadas en los propósitos y principios de la carta de la ONU. Cuba se opone al hegemonismo y la política de la fuerza en todas sus manifestaciones, al unilateralismo de todas las formas y a la formación de bloques y pequeños círculos excluyentes contra ciertos países específicos. Cuba se compromete a construir un nuevo tipo de relaciones internacionales, profundizar y ampliar las asociaciones globales de igualdad, apertura y cooperación, y fomentar conjuntamente la paz y el desarrollo mundiales, con el fin de promover de la mano la construcción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad.
  13. La parte cubana apoya la Iniciativa para el Desarrollo Global (IDG) propuesta por China y expresa su disposición de trabajar de conjunto con el Grupo de Amigos de la IDG y el G77 entre otros mecanismos, para impulsar un avance profundo y sólido de la IDG e Implementar debidamente la Agenda 2030 de la ONU para el desarrollo sostenible. La parte cubana apoya la Iniciativa de Seguridad Global (ISG) propuesta por China, y se dispone a fomentar aún más la articulación estratégica con China y trabajar de la mano para impulsar la implementación de la ISG.
  14. Ambas partes abogaron por practicar el verdadero multilateralismo, promover la democratización de las relaciones internacionales e impulsar la transformación de la gobernanza global hacia un rumbo más justo y razonable. La parte china felicitó a Cuba por haber sido elegida Presidente del G77 para el año 2023 y expresó su apoyo a Cuba para que juegue el papel de liderazgo, y que una y conduzca al G77 a profundizar la colaboración estratégica con China y salvaguardar los intereses comunes de sus países miembros.
  15. Ambas partes coincidieron en que la seguridad de los datos concierne a la seguridad y al desarrollo socioeconómico de todos los países. La parte cubana apoya la Iniciativa Global de Seguridad de Datos propuesta por China. Ambas partes están dispuestas a promover, a base de la misma, la elaboración de reglas sobre la gobernanza digital global.
  16. La parte china está dispuesta a estrechar la comunicación y la coordinación con la parte cubana y trabajar conjuntamente porque el Foro China-CELAC logre sin cesar nuevos progresos y que las relaciones China-América Latina y el Caribe de la nueva era, caracterizadas por la igualdad, el beneficio mutuo, la innovación, la apertura y el bienestar para los pueblos, tengan un desarrollo estable y duradero.
  17. Los dos Mandatarios apreciaron altamente los resultados de la Visita y los acuerdos suscritos durante la misma.
  18. El Primer Secretario y el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez expresó su sincero agradecimiento al Secretario General y presidente Xi Jinping, al Gobierno y pueblo chinos por las atenciones recibidas y la cálida hospitalidad, y da la bienvenida al Secretario General y Presidente Xi Jinping a realizar una nueva Visita de Estado a Cuba.

(Cubaminrex-EmbaCubaChina)

Categoría
Cooperación
Relaciones Bilaterales
Solidaridad
RSS Minrex