Defiende Díaz-Canel colaboración médica cubana ante nueva arremetida de EE. UU.

El Presidente cubano reiteró que la cooperación internacional que Cuba presta sigue desarrollándose como característica emblemática de la política exterior de la Isla 

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, reiteró que la cooperación internacional que Cuba presta sigue desarrollándose como característica emblemática de la política exterior de la Isla.

«Es una actividad legítima y altruista, que mantenemos a pesar de la sucia campaña de Estados Unidos para tratar de denigrar ese esfuerzo y privar a cientos de miles de personas en el mundo de los servicios médicos de calidad que prestan los profesionales cubanos», enfatizó el Jefe de Estado desde su cuenta en Twitter.

Este fin de semana, el miembro del Buró Político del Partido y ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, denunció que el gobierno de Estados Unidos lanzó una convocatoria que asigna fondos millonarios para fomentar una campaña contra la colaboración médica cubana.

A través de la misma red social, el Canciller cubano señaló que, «sin argumentos, recurre una vez más a la calumnia para desacreditar la noble labor humanitaria y solidaria de Cuba en apoyo a la salud de otros pueblos».

«Es totalmente legítimo que Cuba y otros países del mundo implementen programas de colaboración para atender y proteger la salud de su población. La salud es un derecho humano básico y el gobierno de EE. UU. comete un crimen al pretender negarlo u obstaculizarlo con motivos políticos», defendió.

Según trascendió en el acto de celebración por los 60 años de los inicios de la colaboración médica cubana, se labora en 57 países, con unos 22 400 colaboradores, de ellos el 54 % son mujeres.

Con el azote de la pandemia, se conformaron 58 brigadas que partieron en estos duros años a 42 países, poniendo en riesgo sus propias vidas, los mismos que regresaron a Cuba en el momento más difícil de la epidemia para integrarse al ejército de batas blancas que a lo largo y ancho del país enfrentó la COVID-19 en primera línea de combate.

Por otra parte, la Operación Milagro devolvió la visión y con ella la vida útil a personas de 35 países de América y África: más de tres millones de seres humanos que vieron la luz nuevamente con este programa.

Según datos del Ministerio de Salud Pública, desde la constitución en 2005 del Contingente Internacional de Médicos Especializados en el Enfrentamiento a Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve se han enviado 89 brigadas a 57 países.

Categoría
Bloqueo
Cooperación
Situaciones Excepcionales
RSS Minrex