Diario de Bolivia: recuento de tres meses

A 50 años de que la guerrilla del Che se internara en la selva de Bolivia tras un sueño libertario, no hay mejor testimonio histórico que el diario de un hombre que le imprimió nuevos sentidos a la palabra internacionalismo. Son sus propias palabras las que 
nos relatan, paso a paso, los azares y desventuras de la tropa guerrillera

MAYO
El punto negativo es la imposibilidad de hacer contacto con Joaquín, pese a nuestro peregrinar por las serranías. Hay indicios de que éste se ha movido hacia el norte.
Desde el punto de vista militar, tres nuevos combates, causándole bajas al Ejército y sin sufrir ninguna, además de las penetraciones en Pirirenda y Caraguatarenda, indican el buen éxito. Los perros se han declarado incompetentes y son retirados de la circulación.
Las características más importantes son:
1º) Falta total de contacto con Manila (término utilizado para referirse a Cuba), La Paz, y Joaquín (Juan Vitalio Acuña Núñez), lo que nos reduce a los 25 hombres que constituyen el grupo.
2º) Falta completa de incorporación campesina, aunque nos van perdiendo el miedo y se logra la admiración de los campesinos. Es una tarea lenta y paciente.
3º) El partido, a través de Kolle (Jorge Kolle Cueto), ofrece su colaboración, al parecer, sin reservas.
4º) El clamoreo del caso Debray (Jules Régis Debray) ha dado más beligerancia a nuestro movimiento que diez combates victoriosos.
5º) La guerrilla va adquiriendo una moral prepotente y segura que, bien administrada, es una garantía de éxito.
6º) El Ejército sigue sin organizarse y su técnica no mejora substancialmente.
Noticia del mes: el apresamiento y fuga del Loro (Jorge Vázquez Viaña), que ahora deberá incorporarse o dirigirse a La Paz a hacer contacto.
El Ejército dio el parte de la detención de todos los campesinos que colaboraron con nosotros en la zona de Masicuri: ahora viene una etapa en la que el terror sobre los campesinos se ejercerá desde ambas partes, aunque con calidades diferentes; nuestro triunfo significará el cambio cualitativo necesario para su salto en el desarrollo.

JUNIO
Los puntos negativos son: la imposibilidad de hacer contacto con Joaquín y la pérdida gradual de hombres, cada uno de los cuales constituye una derrota grave, aunque el Ejército no lo sepa. Hemos tenido dos pequeños combates en el mes, ocasionándole al Ejército cuatro muertos y tres heridos, a guiarse por sus propias informaciones.
Las características más importantes son:
1º) Sigue la falta total de contactos, lo que nos reduce ahora a los 24 hombres que somos, con Pombo (Harry Villegas Tamayo) herido y la movilidad reducida.
2º) Sigue sintiéndose la falta de incorporación campesina. Es un círculo vicioso: para lograr esa incorporación necesitamos ejercer nuestra acción permanente en un territorio poblado y para ello necesitamos más hombres.
3º) La leyenda de la guerrilla crece como espuma; ya somos los superhombres invencibles.
4º) La falta de contacto se extiende al partido, aunque hemos hecho una tentativa a través de Paulino (Paulino Baigorria) que puede dar resultado.
5º) Debray sigue siendo noticia pero ahora está relacionado con mi caso, apareciendo yo como jefe de este movimiento. Veremos el resultado de este paso del gobierno y si es positivo o negativo para nosotros.
6º) La moral de la guerrilla sigue firme y su decisión de lucha aumenta. Todos los cubanos son ejemplo en el combate y solo hay dos o tres bolivianos flojos.
7º) El Ejército sigue nulo en su tarea militar, pero está haciendo un trabajo campesino que no debemos descuidar, pues transforma en chivatos a todos los miembros de una comunidad, ya sea por miedo o por engaños sobre nuestros fines.
8º) La masacre en las minas aclara mucho el panorama para nosotros y, si la proclama puede difundirse, será un gran factor de esclarecimiento.
Nuestra tarea más urgente es restablecer el contacto con La Paz y reabastecernos de equipo militar y médico y lograr la incorporación de unos 50-100 hombres de la ciudad, aunque la cifra de los combatientes se reduzca en la acción a unos 10-25.
JULIO
Se mantienen los puntos negativos del mes anterior, a saber: imposibilidad de contacto con Joaquín y con el exterior y la pérdida de hombres, ahora somos 22, con tres baldados, incluyéndome a mí, lo que disminuye la movilidad. Hemos tenido tres encuentros, incluyendo la toma de Samaipata, ocasionándole al Ejército unos siete muertos y diez heridos, cifras aproximadas de acuerdo con partes confusos. Nosotros perdimos dos hombres y un herido.
Las características más importantes son:
1º) Sigue la falta total de contacto.
2º) Sigue sintiéndose la falta de incorporación campesina aunque hay algunos síntomas alentadores en la recepción que nos hicieron viejos conocidos campesinos.
3º) La leyenda de las guerrillas adquiere dimensiones continentales; Onganía (Juan Carlos Onganía, militar argentino) cierra fronteras y el Perú toma precauciones.
4º) Fracasó la tentativa de contacto a través de Paulino.
5º) La moral y experiencia de lucha de la guerrilla aumenta en cada combate: quedan flojos Camba (Orlando Jiménez Bazán) y Chapaco (Jaime Arana Campero).
6º) El ejército sigue sin dar pie con bola, pero hay unidades que parecen más combativas.
7º) La crisis política se acentúa en el gobierno, pero EE.UU. está dando pequeños créditos que son una gran ayuda a nivel boliviano con lo que atempera el descontento.
Las tareas más urgentes son: Restablecer los contactos, incorporar combatientes y lograr medicinas.

Categoría
Eventos