Discurso de la Embajadora Beatriz Parra en el acto por el 95 Aniversario de las Relaciones Bilaterales con Finlandia

95 Aniv

Excelentísima Presidenta Tarja Halonen y querido Dr. Pentti Arajärvi

Su Excelencia Director Lasse Keisalo

Honorables Embajadores

Distinguidos invitados

Queridos amigos y miembros de nuestra comunidad.

Las imágenes que acompañan estas palabras llegan directamente desde Cuba. Muestran a la brigada de la Asociación de Amistad Finlandia-Cuba que cada año visita nuestro país, trabajando voluntariamente en labores de mantenimiento del hospital pediátrico de la provincia de Las Tunas. Cada año llegan los amigos finlandeses con toda su buena vibra y con importantes donaciones médicas, que permiten romper el efecto del cruel bloqueo en la salud de seres inocentes como los niños.

Este es solo un evento, un hecho, apenas un pedazo de la extensa historia que existe entre nuestros dos pueblos y países, formalizadas justamente 95 años atrás un 5 de abril, pero que como conocerán en este encuentro, se remonta a mucho más atrás.

La historia registra a 1929 como el año del establecimiento de nuestras relaciones diplomáticas. De entonces a la fecha, las distancias se han borrado entre dos países identificados intensamente por sus nexos culturales, su relación política bilateral y colaboración multilateral.

Cuba agradece a Finlandia su histórico acompañamiento en nuestra denuncia contra el bloqueo de Estados Unidos, una medida injustamente prolongada por más de seis décadas con impacto directo en la vida cotidiana de nuestro pueblo. También agradecemos su colaboración en temas múltiples históricos y de actualidad, cuyos logros llevan el nombre de nuestras naciones. Entre ellos, la obtención del inmunoferon base de nuestras vacunas, cuya génesis iniciara en un laboratorio finlandés que abrió sus puertas a científicos cubanos. La pandemia de la COVID-19 mostró la extraordinaria trascendencia de este logro que permitió a nuestra Isla obtener 3 vacunas anticovid, con las que nuestro pueblo enfrentó a tan letal virus, y que han permitido a Cuba producir más de 270 productos biotecnológicos.   

Recientemente tuvimos la oportunidad de visitar el archivo histórico del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Finlandia, y apreciar de primera mano valiosos documentos, perfectamente conservados, que reflejan parte de ese recorrido histórico, sedimentado sobre la base de la colaboración y el respeto mutuo. Honrar el legado de 95 años de relación bilateral es sin dudas un alto honor para esta representante cubana, nacida en la década de los 70 (me reservo el dato específico) nacida en pleno proceso de la Revolución triunfante en 1959. Válido mencionar que la República de Finlandia estuvo entre los primeros países europeos en reconocer al Gobierno revolucionario cubano, a pocos días del derrocamiento de la dictadura de Fulgencio Batista.

De entonces al presente, Cuba ha trabajado intensamente por ofrecer una sociedad más justa y equitativa para todos, promoviendo mayores derechos e inclusión social, como viéramos con la aprobación del nuevo código de familia, y en la participación social con igualdad de género, entre cuyos datos resalta la amplia presencia de féminas en el Parlamento, ubicándolo como el segundo a nivel mundial, por solo mencionar algunos datos. Nuestra política exterior está comprometida con los principios de la Carta de las Naciones Unidas, y refrendada en sus lazos con 198 países y organizaciones internacionales, y con el resguardo que ofrece a las 114 representaciones diplomáticas acreditadas en La Habana. Tal como en 1959, el mayor obstáculo hoy al desarrollo de nuestro país es la permanencia del bloqueo estadounidense, y en particular la persecución financiera establecida con la absurda inclusión de Cuba en la lista de estados patrocinadores del terrorismo, y digo absurda, porque la misión humanista de la Revolución cubana ha sido patrocinar la vida, con médicos, científicos y maestros, que han llevado su ayuda a los más recónditos parajes de nuestro Planeta, ya sea por un terremoto, un tsunami o una pandemia letal. 

En el ámbito bilateral, destacamos que con la creación de la Asociación de Amistad Finlandia-Cuba en 1963, se sedimentó el camino a numerosos acuerdos de intercambio académicos y de cooperación en materias múltiples, así como de comercio. Muchos de los graduados de entonces conforman hasta la actualidad la Asociación Suomi-Kuubaseura, a quien le agradecemos la permanente presencia cultural cubana en estas tierras y la promoción de los más profundos lazos de amistad y solidaridad, como se muestran en estas fotos, y apreciarán en esta noche cultural donde serán protagonistas.

 

Distinguidos invitados:

Mil palabras y anécdotas más podrían contarse, pero para ello hemos preparado esta hermosa velada cultural, cargada de hechos de relevancia extraordinaria en nuestros vínculos históricos.

Antes de cerrar mi discurso me gustaría compartir nuestra gratitud a S.E. la Presidenta Tarja Halonen y al Dr. Pentti Arajärvi por su presencia. Espero tener la oportunidad de reeditar nuestro baile cubano en esta conmemoración.

Quisiera agradecer al Director Lasse Keisalo, y a los honorables Embajadores y distinguidos invitados todos que nos acompañan. Al colectivo de la biblioteca de Lippulaiva por auspiciar este encuentro y hacerlo suyo, y de forma especial a los miembros de nuestra pequeño pero aguerrido colectivo de la Embajada de Cuba en Finlandia.

Unas palabras de afecto a los miembros de nuestra comunidad y amigos de Cuba, que han venido desde Turku y Tampere a compartir tan linda celebración con nosotros.

Reconociendo el inmenso honor y privilegio que resulta ser parte actual de nuestra historia mutua, es un placer infinito ofrecerles una cordial bienvenida a esta conmemoración, que muestra la trascendencia de continuar fortaleciendo los nexos entre Cuba y Finlandia.

Muchas gracias.

Helsinki, 26 de abril de 2024

Categoría
Relaciones Bilaterales
RSS Minrex