Diserta sobre bloqueo embajador de Cuba en universidad de Serbia

El bloqueo de Estados Unidos y sus consecuencias para la economía y la población de su país constituyeron el eje de una charla del embajador de Cuba en Serbia, Gustavo Tristá del Todo, en la Universidad de Nis.
 
Invitado por Goran Obradovic, decano de la Facultad de Derecho de ese centro de estudios en la tercera ciudad en importancia del país, el diplomático cubano disertó hoy ante un nutrido grupo de estudiantes sobre la historia de las relaciones Cuba- Estados Unidos en los últimos 60 años y la agresividad de los gobiernos de ese país.
 
Recordó que desde el triunfo de la Revolución cubana el 1 de enero de 1959, Estados Unidos le declaró la guerra y las primeras medidas agresivas se aplicaron por el presidente, Dwight Eisenhower, en junio de ese año, quien antes de concluir su mandato, en enero de 1961, interrumpió las relaciones.
 
También se refirió a la invasión por Playa Girón (Bahía de Cochinos) en abril de 1961, el establecimiento del bloqueo en febrero de 1962 y la crisis de los misiles en octubre de ese año bajo la presidencia de John F. Kennedy.
 
Todo eso fue la respuesta de Washington a las medidas en beneficio de las grandes mayorías adoptadas por el Gobierno Revolucionario y los actos agresivos realizados desde entonces estuvieron destinados a asfixiar al país en un intento de que el pueblo se sublevara ante las penurias ocasionadas, remarcó el embajador.
 
Explicó en detalles los pasos de las siguientes administraciones para doblegar al país, con detalles sobre las llamadas leyes Torricelli y Helms- Burton y sus alcances extraterritoriales, hasta desembocar en la llegada al poder del actual presidente Donald Trump.
 
Calificó los pasos dados por este mandatario de actos criminales y genocidio contra todo un pueblo, pues intenta privarlo del petróleo indispensable para el funcionamiento de cualquier país mediante la persecución de cada barco que se encamine a un puerto cubano.
 
Tristá del Todo explicó que Trump dio marcha atrás a los exiguos avances en los vínculos bilaterales ocurridos durante el final de la administración de Barack Obama y desde entonces todas sus medidas hacia Cuba constituyen un plan de exterminio de un pueblo que decidió dirigir su destino sin injerencia externa.
 
Informó que en estas seis décadas esa política estadounidense le causó a Cuba pérdidas por 138 mil 834 millones 400 mil dólares, de ellos cuatro mil 343 millones 600 mil dólares solo en 2018.
 
Se refirió a la resolución que su país presentará por vigesimoctava ocasión en la Asamblea General de la ONU a inicios de noviembre titulada Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba, la cual siempre contó con el respaldo de la comunidad internacional.
 
'No pudieron, no pueden y no podrán con Cuba; seguimos resistiendo', exclamó el embajador, quien recibió una ovación.
 
Posteriormente se refirió a las relaciones actuales de Serbia y Cuba, que calificó de excelentes en el plano político, el apoyo mutuo en organizaciones internacionales, las perspectivas de desarrollarse en las esferas cultural, médica e interparlamentarias y de buscar formas de colaboración económico- comercial.
 
Dijo que Cuba apoya la soberanía e integridad territorial de Serbia, que a su vez respalda año por año la resolución cubana en la ONU.
 
También respondió a diversas preguntas sobre avances médicos, educación, turismo, relaciones iglesia- estado, continuidad en el liderazgo de la Revolución, la base naval de Estados Unidos en Guantánamo, bolsas de estudio en Cuba y otros temas.
 
La visita se inició en un animado diálogo con el decano Obradovic y otras autoridades de esa Facultad.
Categoría
Bloqueo
RSS Minrex