El Caribe que nos une.

Las naciones caribeñas –no importa qué idioma o dialecto hablen– forman parte de una región en la que en los últimos 50 años, una palabra ha sido la génesis de su propia vida: solidaridad.

Naciones que lograron su independencia de las metrópolis europeas y han emprendido el camino del desarrollo, se saben obligadas a unirse, a la vez que exigen a quienes las explotaron, durante siglos, que paguen parte de los daños provocados.

De esa lucha por la unión surgió la Comunidad de Estados del Caribe (Caricom), organismo cuyos objetivos mayores son promover la integración económica y la cooperación entre sus miembros y coordinar la política exterior, así como asegurar que los beneficios de esa asociación se distribuyan equitativamente.

Esa aspiración unitaria y solidaria produjo el alumbramiento y vida de las Cumbres Caricom-Cuba, cuya viii cita tendrá lugar este martes 6 de diciembre, en Barbados, coincidiendo con el aniversario 50 del establecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba, por parte de los primeros cuatro Estados independientes del Caribe: Jamaica, Guyana, Barbados y Trinidad y Tobago.

Respecto a la región, Fidel había asegurado a periodistas durante la ii Cumbre Cuba-Caricom, celebrada en Barbados, que: «Decir Caribe, es decir dignidad, es decir valor, es decir honor».

En el discurso del Comandante en esa propia reunión, el 8 de diciembre de 2005, expresó: «Nuestros hermanos de Caricom sufren en carne propia las egoístas decisiones de la Unión Europea y los Estados Unidos, que golpean sus exportaciones de banano y azúcar y se ven obligados a enfrentar las imposiciones arbitrarias de las transnacionales en el turismo, la aviación y otros sectores».

Luego añadió: «los países industrializados y ricos se resisten a aceptar la concesión de un trato especial y diferenciado a los países que, como los de Caricom, no solo lo requieren, sino que es su derecho. Olvidan su deuda histórica con nuestro desarrollo, incumplen sus promesas, saquean nuestros recursos humanos, cobran una y otra vez una deuda inmoral varias veces pagada, mientras hablan demagógicamente de libertad de mercados».

Caricom-Cuba exhibe un modelo de relación basada en la colaboración y la solidaridad. Son miles los ciudadanos caribeños beneficiados por los servicios de Salud brindados por profesionales cubanos, entre ellos, los miles que han podido salvar su vista gracias a la Operación Milagro. De igual forma, jóvenes caribeños han cursado estudios de Medicina y otras profesiones, en universidades cubanas.

Categoría
Eventos
Multilaterales
RSS Minrex