Intervención de João Pimenta Lopes, eurodiputado portugués, en el intercambio con profesionales cubanas de la salud.

Quiero trasladar la solidaridad con el pueblo cubano tras el trágico accidente en el Hotel Saratoga en La Habana. Como ya se ha dicho, ese siniestro demuestra la capacidad y, cuán distinta es la forma de actuar del gobierno cubano y de un sistema bien organizado.

El 22 de abril estuvimos en la Embajada de Cuba en Portugal, en el marco del atentado a la a esa sede diplomática en 1976 que victimó a Adriana Corcho y Efrén Monteagudo. Esto no tiene que ver con la cuestión de la salud que estamos discutiendo, pero sí tiene que ver con los riesgos que hoy tenemos debido al recrudecimiento de las fuerzas más reaccionarias que entonces protagonizaron ese atentado y que ahora, también en Europa, están creando situaciones que a escala global pueden tener consecuencias inimaginables.

Estamos viviendo un recrudecimiento del fascismo y de la ideología nazi. Menciono este tema porque la respuesta y el ejemplo solidario de Cuba, de su internacionalismo, posibilita verdaderas relaciones de cooperación basadas en el respeto mutuo y en la ayuda que no sobrepone los intereses de uno sobre otros. Ese ejemplo es muy importante porque permite trasladar a los pueblos que existen otras alternativas a los que estamos viviendo, donde se aprecia el incremento del militarismo, las armas y de la guerra como respuesta a los conflictos que resultan de la crisis del capitalismo.

Ese ejemplo de la solidaridad sin pedir nada a cambio, incluso estando Cuba sometida a un bloqueo por más de 60 años, que en el Parlamento Europeo siempre tratamos de denunciar y exigir su fin, es la mejor respuesta que se puede dar a la peligrosa situación que estamos viviendo y a los intentos de algunos de contrarrestar la decisión soberana del pueblo cubano de seguir su camino.

Las relaciones entre la Unión Europea y Cuba deben continuar sobre la base del respeto mutuo, del diálogo y de las puertas que se abrieron con el ADPC. En esto no se puede retroceder.

Para concluir, reitero la solidaridad y el aprecio al ejemplo que el pueblo cubano sigue dando a los pueblos del mundo.

 

 

Categoría
Bloqueo
Cooperación
Eventos
Multilaterales
RSS Minrex