Intervención del Embajador Juan Antonio Quintanilla Román, Representante Permanente de Cuba, antes del voto del Proyecto de Resolución sobre Ucrania en el Consejo de Derechos Humanos

Ginebra, 4 de marzo de 2022.

Señor Presidente:

Cuba es un país defensor del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas, referencias medulares para los países pequeños, contra el hegemonismo, los abusos de poder y las injusticias.

Defendemos la paz en todas las circunstancias y nos oponemos, sin ambigüedades, al uso o amenaza del uso de la fuerza contra cualquier Estado.

Estamos comprometidos con el Derecho Internacional Humanitario y llamamos a todas las partes a proteger la población, sus bienes y la infraestructura civil.

Lamentamos profundamente las pérdidas de vidas de inocentes. El pueblo cubano ha tenido y tiene una relación entrañable con el pueblo ucraniano.

Señor Presidente:

Cuba ha rechazado siempre la selectividad, los dobles raseros, y la manipulación de los derechos humanos con fines políticos.

Es un tema que conocemos bien. Nuestro país es víctima directa de esas inaceptables prácticas.

Escuchando las intervenciones de algunos países, parecería que se ha hecho justicia a las atroces violaciones de los derechos humanos perpetradas en el pasado reciente.

Baste mencionar los vuelos secretos con personas secuestradas, las ejecuciones extrajudiciales, la imposición de medidas coercitivas unilaterales y criminales bloqueos contra pueblos enteros, y el establecimiento de campos de concentración y tortura.

Ni una sola resolución se ha podido adoptar sobre esas graves situaciones. No lo han permitido muchos de los que hoy demandan actuación inmediata ante los acontecimientos en Ucrania.

Señor Presidente:

Como cuestión de principio, Cuba comparte la posición del Movimiento de Países No Alineados contraria a la imposición de resoluciones y mandatos contra países.

Jamás se logrará una real cooperación en materia de derechos humanos sin el consentimiento y el compromiso de los Estados concernidos.

El proyecto de resolución presentado, vulnera los principios básicos del diálogo respetuoso, la no selectividad y la no politización, que deben guiar la labor del Consejo.

Es un texto parcializado que no responde a preocupaciones genuinas por la situación de derechos humanos en Ucrania. Mucho menos ofrece soluciones para promover el ejercicio efectivo de esos derechos, sin exclusiones.

Asignar responsabilidades a solo una de las partes involucradas es, cuando menos, un enfoque sesgado e incompleto del asunto, que no podemos apoyar.

Cuba continuará abogando por una solución diplomática de la actual crisis en Europa, por medios pacíficos, que garantice la seguridad y soberanía de todos, el ejercicio efectivo de los derechos humanos, la paz y la seguridad regional e internacional.

Muchas gracias.

(Tomado de Cubaminrex)

Embajada de Cuba en Haití.

Categoría
Multilaterales
RSS Minrex