Interviene Juan Antonio Quintanilla Román, embajador, representante permanente de Cuba, en explicación de voto sobre el proyecto de resolución A/HRC/51/L.13 “Situación de los derechos humanos en la Federación Rusa”

Señor Presidente:

Cuba reitera su posición de principios respecto a los ejercicios selectivos y politizados contra países específicos en materia de derechos humanos, que no cuentan con el consentimiento del Estado concernido, y que solo pretenden singularizar a naciones con evidentes objetivos geoestratégicos.

El camino más efectivo para la promoción y protección de los derechos humanos no es este que se quiere imponer.

En lugar de promover la cooperación, el diálogo constructivo y el intercambio respetuoso, este tipo de resoluciones solo conducen a una mayor confrontación y polarización de las posiciones.

Asimismo, son un claro ejemplo de la selectividad, la manipulación política y los dobles raseros en la consideración de los temas de derechos humanos, que lamentablemente se ha impuesto en las labores del Consejo de Derechos Humanos.

Si realmente existiera un interés genuino de mejorar la situación de derechos humanos en un país sometido a medidas coercitivas unilaterales, lo primero que tendría que contener la resolución sería un claro mensaje de rechazo a la imposición de sanciones de este tipo.

Su irrefutable impacto en el disfrute de los derechos humanos de las poblaciones sometidas a estas medidas, no puede ser soslayado ni ignorado. Sin embargo, el proyecto que se somete a nuestra consideración no hace ninguna mención a esto.

Señor presidente:

El establecimiento de mecanismos sesgados contra países contradice el espíritu de cooperación que debe predominar en este Consejo y solo promueve la confrontación y la injerencia en los asuntos internos de los países concernidos.

Por estos motivos, Cuba no puede apoyar el proyecto de resolución L.13 y, en consecuencia, solicita una votación registrada y votará en contra del mismo. Muchas gracias.

Categoría
Eventos
Multilaterales
RSS Minrex