Interviene Juan Antonio Quintanilla Román, embajador, representante permanente de Cuba, en explicación de voto en relación con el proyecto de resolución L.18 sobre la situación de los derechos humanos en Siria. 

Señor Presidente:

Reiteramos nuestro rechazo a la manipulación de los derechos humanos con fines políticos, así como la presentación de resoluciones sobre países específicos que no cuenten con el apoyo del Estado concernido.

Debe abandonarse la agenda intervencionista y trabajarse seriamente para encontrar una solución a la situación en Siria, poniendo en primer lugar el derecho de su pueblo a la autodeterminación y a la paz.

El papel de la comunidad internacional no es legitimar acciones punitivas, que no hacen la más mínima contribución a la defensa de los derechos humanos.

Rechazamos cualquier intento de socavar la independencia, soberanía e integridad territorial de Siria. Las acciones ilegales de uso de la fuerza, constituyen graves y flagrantes violaciones de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional.

Señor Presidente:

El proyecto de resolución que se presenta a nuestra consideración nuevamente, se aleja de los objetivos por los cuales debe trabajar el Consejo. El mismo no contribuye a mejorar la situación de derechos humanos en el terreno, y está sustentado en la politización, los dobles raseros y la selectividad en el tratamiento de los derechos humanos.

En virtud de lo anterior, Cuba rechaza el proyecto de resolución L.18, solicita que se proceda con una votación registrada y votará en contra del mismo.

Muchas gracias.

Categoría
Eventos
Multilaterales
RSS Minrex