La amistad México-Cuba, "concentrada en los pueblos, no en gobiernos o coyunturas".

Eirinet Gómez - La Jornada
Tuxpan, Veracruz, 24 de noviembre de 2016.- Al inaugurar la semana cultural para celebrar el 60 aniversario de la partida del yate Granma del puerto de Tuxpan hacia Cuba, Fidel Antonio Orta Pérez, consejero cultural de la embajada del país caribeño en México, afirmó que la amistad entre las dos naciones "está concentrada en los pueblos, independientemente de gobiernos o de coyunturas políticas de un determinado momento, y eso no termina nunca".

En el Museo de la Amistad México-Cuba, que en otro tiempo fue una casa utilizada por expedicionarios de la isla pertenecientes al Movimiento 26 de Julio, expresó que "Tuxpan es el corazón de la Revolución cubana; de aquí partió un sueño que llegó al oriente cubano, y aunque pocos días después fue mutilado de manera dramática -de 82 tripulantes sólo sobrevivieron 12, el resto fue fusilado por la dictadura de Fulgencio Batista-, ese sueño que se montó en el barco se transformó con el tiempo".

El 25 de noviembre en 1956 el yate Granma zarpó hacia Cuba, con 82 expedicionarios, entre ellos Fidel Castro, Ernesto Che Guevara, Raúl Castro, Camilo Cienfuegos, Juan Almeida y Ramiro Valdés. Dos años y 30 días después, la Revolución cubana triunfó.

Orta Pérez detalló que fue posible que un barco con revolucionarios cubanos zarpara de México con dirección a Cuba gracias a la estrecha relación histórica entre ambas naciones.

Aclaró que si bien no se tiene información de que las culturas prehispánicas entre Cuba y México hayan tenido algún tipo de intercambio, la relación entre ambos países pudo haber iniciado desde los tiempos de la Colonia.

A 60 años de que el Granma zarpó del puerto de Tuxpan, Orta Pérez comentó que así como los líderes de la Revolución cubana pasaron por México, otros hombres y mujeres siguen llegando.

"Aquí cantó Celia Cruz, Dámaso Pérez Prado, Benny Moré… y lo mejor es que todavía siguen cantando. Aunque ahora tengan otros nombres y rostros. México sigue siendo el país de la siempre mano franca hacia Cuba."

En entrevista luego de ofrecer una conferencia, el diplomático cubano habló del periodo del deshielo con Estados Unidos, y cómo el triunfo electoral de Donald Trump los mantiene en expectativa.

"Se estaban dando pasos para en el futuro normalizar las relaciones entre ambos países, siempre y cuando Estados Unidos respetara determinados temas que se relacionan con la soberanía de Cuba: cesar el bloqueo económico, devolver el territorio de la base naval de Guantánamo, y concluir la campaña de hostilidad contra La Habana.

"En medio de todas esas conversaciones aparece Trump: ¿Qué va a pasar? Eso es lo que todos nos preguntamos. Ojalá que las cosas sean para mejor. Lo cierto es que Cuba ya le demostró al mundo que se puede vivir sin Estados Unidos".
 

Etiquetas
Categoría
Relaciones Bilaterales