PALABRAS DEL EMBAJADOR DE LA REPÚBLICA DE CUBA, S.E VICTOR MANUEL CAIRO PALOMO, DURANTE LA INAUGURACIÒN DE LA SEMANA DEL CINE CUBANO EN PANAMÁ.

Estimadas y estimados:

Es un honor para la Embajada de Cuba en Panamá tener la oportunidad de inaugurar la semana del Cine cubano en ocasión de la celebración del 65 aniversario de la fundación del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, ICAIC, primera institución cultural fundada por la Revolución cubana el 24 de marzo de 1959.

Representa un alto simbolismo que hagamos esta muestra en el Cine de la Universidad de Panamá, centro de altos estudios al que nos unen históricos lazos de hermandad, científicos y artísticos.

Este evento permitirá, durante esta semana, hacer un recorrido por más de 60 años del cine cubano donde podrán apreciar las realidades y perspectivas de un cine que surgió en el contexto de un complejo orden histórico y económico que lo condicionó desde sus primeros años de existencia.

El cine cubano ha tenido la oportunidad de contar con la impronta y la intelectualidad de Alfredo Guevara y sobresalientes creadores audiovisuales como Tomás Gutiérrez Alea, Julio García Espinosa, Humberto Solás, Manuel Pérez Paredes, entre otros directores, actrices, actores y creadores, quienes lograron trabajar con una misión didáctica y en busca de un «espectáculo socialmente productivo». La creación del Noticiero ICAIC Latinoamericano, del realizador Santiago Álvarez, fue un material documental que acompañó la travesía revolucionaria desde los primeros años.

El trabajo del ICAIC durante décadas ha estado relacionado estrechamente con la intelectualidad cubana y su rol dentro de la transformación del cine cubano, como expresión genuina de los valores y tradiciones del pueblo y la nación.

Ese trabajo multisectorial permitió alcanzar resultados relevantes al crear el Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, precursores de la Nueva Trova y en cercano vínculo con el movimiento de la canción protesta, se creó la escuela de la cartelística cinematográfica cubana, la revista Cine Cubano, una escuela de cine internacional, un festival de documental, la fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, entre otras iniciativas, para dar impulso a la cultura audiovisual del país.

El comandante en jefe Fidel Castro expresó en la Clausura del 1er Congreso Nacional de Educación y Cultura en 1971: « … nosotros, un pueblo revolucionario en un proceso revolucionario, valoramos las creaciones artísticas en función de la utilidad para el pueblo, en función de lo que aporten al hombre, en función de lo que aporten a la reivindicación del hombre, a la liberación del hombre, a la felicidad del hombre». Fin de la cita.

Con esas premisas como referencia, el cine cubano revolucionario se ha caracterizado por ser expresión de la defensa de nuestra cultura, tradiciones y conquistas sociales. Ha sido antihegemónico. Se ha dotado de un profundo carácter artístico. Ha reflejado nuestra autenticidad, nuestras contradicciones, y nuestros sueños como nación. Ha realizado un esfuerzo, de ser lo suficiente estético y artístico, y al mismo tiempo comercial que atraiga a públicos variados y que promueva el interés por la reflexión profunda y por el pensamiento progresista y no banal. Ha luchado por ser un cine técnicamente terminado, que esté siempre abierto a las principales tendencias del arte y que sea capaz de asimilar con humildad los avances de otras escuelas y la influencia de la cinematografía internacional.  Parafraseando a Alfredo Guevara: El cine cubano tendrá que ser un cine de calidad, artístico, nacional, accesible a las masas, y técnicamente terminado.

Como toda obra humana y revolucionaria, nuestro cine tiene retos y perspectivas que cumplir. Enfrenta la crisis cultural global y las limitaciones severas que impone el Bloqueo en la economía cubana y en el desarrollo social y cultural de nuestro país.

El ICAIC trabaja, y con mucha inteligencia, busca superar esos obstáculos para continuar perfeccionando el cine cubano.

Quiero aprovechar la ocasión para resaltar que hoy iniciaremos esta jornada con una película dedicada al Benny More, uno de los más grandes artistas que ha dado nuestro archipiélago. Estoy seguro que muchos recordarán al Bárbaro del Ritmo durante sus pasos por estas tierras en tiempos de carnavales.

Sirva este evento para retomar el objetivo común de fomentar el intercambio entre el cine cubano y el panameño. Para lograr institucionalizar este espacio que nos permita mediante talleres y exhibiciones fomentar la cooperación en este sector y contribuir a la formación de recursos humanos panameños y cubanos. Trabajamos en la organización de una exposición de la cartelística del cine cubano.

El evento que inauguramos en el dìa de hoy es una muestra clara y fehaciente que entre Panamá y Cuba hay una gran conexión.

Muchas Gracias.

Categoría
Bloqueo
Comunidad cubana
Cooperación
Eventos
Multilaterales
Relaciones Bilaterales
Situaciones Excepcionales
Solidaridad
RSS Minrex