Peruanos que conocieron a Che Guevara le rinden homenaje

Peruanos que conocieron al guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara le rindieron hoy un homenaje pleno de recuerdos de sus diversas facetas, así como poemas y canciones, al cumplirse 49 años de su caída en Bolivia.

En el tributo, realizado en el local del Sindicato de Trabajadores del Banco de la Nación, participaron desde Zoraida Boluarte, la asistenta social cuya familia acogió a Guevara en sus dos pasos por Lima en sus periplos latinoamericanos; hasta el exguerrillero Ricardo Gadea, hermano de Hilda, madre de la hija mayor de Che.

El homenaje estuvo lleno de memorias, anécdotas y ratificación de apego al legado del héroe revolucionario y las intervenciones se intercalaron con poemas y canciones populares y asistieron como invitados el embajador de Cuba, Sergio González; y el consejero político de la embajada de Venezuela, Nicolás Picado.

'El Che era tierno, íntegro, amaba a sus amigos, era capaz de darlo todo por una causa, era un hombre sencillo que tenía una cualidad fundamental, que era asumir compromisos que siempre trataba de cumplir', dijo Gadea.

Recordó que durante su estancia en Cuba, Che visitaba con frecuencia a su hija Hilda Guevara Gadea y una vez vio un saco de arroz y preguntó a la madre sobre su procedencia, y cuando ella indicó que era un regalo de una cooperativa, Che 'le dijo que la devolviera, que no quería privilegios y que su hija debía tener lo mismo que todos'.

Destacó el gran interés del revolucionario en la situación peruana y expresó que conoció al jefe guerrillero peruano Máximo Velando, caído en 1965 en la guerrilla encabezada por Luis de la Puente Uceda.

Gadea, quien preside una comisión organizadora de la conmemoración del 50 aniversario de la gesta boliviana de Che, se refirió también a otra pasión de Guevara, el ajedrez, al punto que propugnaba que sea una materia en las escuelas porque enseña a pensar.

El catedrático universitario y arquitecto José Urtecho dio fe de haber comprobado en tres intensas partidas que Che era un gran ajedrecista, además de un convencido de que había que crear a un hombre nuevo.

La pasión de Guevara por la literatura, y en especial por la poesía, fue resaltada por el poeta y periodista Maynor Freire, quien subrayó la calidad de las obras de Che, a quien definió como 'un hombre del fusil y del pensamiento'.

El poeta Hildebrando Pérez recordó que en la guerrilla boliviana de Che 'también se derramó sangre peruana', en referencia a Juan Pablo Chang (El Chino), Lucio Galván (Eustaquio) y José Restituto Cabrera (El Negro), a quienes rindió también homenaje. El escritor Eduardo González Viaña recordó sus experiencias en Cuba en los primeros años del gobierno revolucionario y su amistad con Juan Pablo Chang.

En el homenaje le cantaron a Che los intérpretes Martina Portocarrero, Margot Palomino, Daniel Kiri Escobar, Antonio Zevallos y Ruben Ramirez.

Categoría
Eventos
Solidaridad