Cuba en Guinea-Bissau

Enérgica condena al bloqueo impuesto por EU a Cuba, en la facultad de medicina Cubana - Bissauguineense

La sede diplomática cubana en Guinea Bissau y los profesores y estudiantes de la Facultad de Medicina cubano-guineense “Raúl Días Argüelles”  iniciaron el día de hoy 25 de marzo, condenando el injusto bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a Cuba.

En un emotivo acto político-cultural, donde no faltaron vibrantes poesías, palabras y canciones, los estudiantes guineenses mostraron su solidaridad y apoyo al pueblo y gobierno cubanos en su lucha contra el inhumano bloqueo al que es sometido hace ya casi 60 años.

Hoy, como en Baraguá hace 143 años, decimos, “contra la Revolución, no nos entendemos!!!”

“No nos entendemos?”, indagó el español, “No nos entendemos” replicó el Titán de Bronce!!!

A Martínez Campos le habían asegurado que encontraría a un “mulato que era arriero y hoy se cree general”, aunque su fino olfato de político avezado le aconsejaba desconfiar de ese criterio.

Maceo trabajaba intensamente en la unión de todas las fuerzas independentistas todavía en pie de guerra  y opuestas a capitular. El 21 de febrero escribiría a Martínez Campos: “Desearía una conferencia con Vuestra Excelencia…” La entrevista se pactaba para el 15 de marzo.

José Antonio Echeverría: coraje, patriotismo y lealtad a la Revolución

Como líder del Directorio Revolucionario, José Antonio Echeverría encausó la lucha insurreccional desde aulas de la Universidad de La Habana y en agosto de 1956, junto a otros jóvenes, se entrevistó en México con Fidel Castro Ruz, máximo dirigente del Movimiento Revolucionario 26 de Julio.  De aquel encuentro quedó suscrita la Carta de México, documento en el que ambas organizaciones sellaron el compromiso patriótico de emprender el camino para hacer la Revolución.

¡Patria o Muerte, Venceremos! Certeza que guía nuestros pasos

“...nuevamente no tendríamos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos la lucha revolucionaria: la de la libertad o la muerte. Solo que ahora libertad quiere decir algo más todavía: libertad quiere decir patria. Y la disyuntiva nuestra sería ¡Patria o Muerte!”, diría Fidel, el 5 de marzo de 1960, cuando el dolor llenaba las almas cubanas, debido al sabotaje que reventó al vapor francés La Coubre en el Puerto de La Habana, que dejó más de 100 muertos y dos centenares de heridos. La consternación y la rabia dieron paso a la firmeza y el desafío.

Páginas