72 AGNU: Intervención de Cuba en la Ceremonia conmemorativa en honor de la Sra. Winfred “Winnie” Nomzamo Madikizela-Mandela, con motivo de su fallecimiento. Nueva York, 13 de abril de 2018.

Querido hermano, Embajador de Sudáfrica, Jerry Matjila,

Excelencias,

Hermanos y hermanas,

Con profunda tristeza recibimos hace unos días la noticia del fallecimiento de la compañera Winnie Madikizela-Mandela, incansable luchadora por la libertad de su pueblo y  símbolo de la resistencia contra el régimen del apartheid.

Deseo transmitir, en nombre de toda Cuba, nuestras más sentidas condolencias y sinceros sentimientos de solidaridad hacia sus familiares y el Gobierno y pueblo de Sudáfrica.

Dijo el apóstol de nuestra independencia, José Martí, que “la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”.

Y Winnie fue y es historia viva. Fue la voz de Nelson en las calles de su país y en todo el mundo mientras el régimen del apartheid lo mantuvo prisionero, durante casi tres décadas. Su espíritu de resistencia concitó la admiración de las personas dignas. Y también el temor de sus enemigos, que jamás pudieron doblegarla.

"Madre de la nación sudafricana", la han llamado justamente. Pero ella fue mucho más que eso: su abrazo maternal trascendió las fronteras de su Patria porque, con la victoria del pueblo sudafricano sobre el apartheid, África renació, fue otra. El mundo, al fin, tuvo que volver su mirada hacia África.

Winnie es, en suma, la expresión del espíritu de rebeldía y firmeza de la mujer africana.

Los cubanos la tuvimos como alguien muy cercano. Para nosotros, ella y Nelson siempre han sido, son y serán indivisibles, dos partes de un único símbolo, de un mismo ideal. Y así la recordaremos siempre. Por ella, por sus luchas y por sus sueños un día regresamos a África y allí quedó la huella del sudor y la sangre cubana.

Para muchos de nosotros permanecerá siempre en la memoria la imagen de Nelson y Winnie, muy juntos, con los puños en alto, dispuestos a vencer cualquier adversidad, señalando un mismo camino.

Partió Mama Winnie hacia la inmortalidad, a reunirse con Madiba.  Junto a él, para recibirla, estarán Amilcar, Neto, Machel, Lumumba, Sankara, Nkrumah y muchos otros forjadores de la independencia africana.  Y también Carlota, la esclava africana rebelde que fue símbolo de las primeras luchas por la libertad en mi Patria; y todos los cubanos caídos en tierras africanas, en el acto heroico de saldar nuestra deuda histórica y eterna con África.

Desde allí, con todos ellos, Winnie continuará luchando.

Winnie tendrá siempre un lugar especial en el corazón de los cubanos, que acompañamos su lucha durante más de cuatro décadas por la definitiva emancipación de su país. 

Recordaremos también a Winnie como paradigma de los inquebrantables lazos de amistad y solidaridad entre Cuba y Sudáfrica, forjados con la sangre de sus hijos durante largos años de lucha común.

Ante la figura inmensa de Winnie Madikizela-Mandela, Cuba renueva su firme compromiso con las nobles causas de los pueblos africanos y su voluntad de continuar acompañándolos en sus luchas, sus sueños y sus esperanzas.

Muchas gracias.