72 AGNU: Intervención de la Representante Permanente Alterna de Cuba ante las Naciones Unidas, Embajadora Ana S. Rodríguez Abascal en el Grupo de Trabajo Especial sobre Revitalización de la Labor de la Asamblea General. Nueva York, 20 de febrero de 2018.

Señor Presidente:

La delegación cubana se suma a la intervención realizada por Argelia a nombre del Movimiento de Países No Alineados y de El Salvador en nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Agradecemos la labor desempeñada por los Co-Presidentes del Grupo de Trabajo Especial sobre la Revitalización de la Asamblea General durante el 2017, Representantes Permanentes de Croacia, Embajador Vladimir Drobnjak y de Emiratos Árabes Unidos, Embajadora Lana Zaki Nusseibeh. Aprovechamos la oportunidad para dar la bienvenida a estas labores a la Representante Permanente de Colombia, Sra. Maria Emma Mejía Vélez, copresidenta de este proceso para el 2018.

De igual forma, reconocemos el excelente trabajo realizado por las delegaciones de Bielorrusia y Argelia,  quienes en el marco del Movimiento de Países No Alineados, desempeñaron un rol fundamental en las negociaciones de la resolución A/RES/71/323.

Señor Presidente,

La Asamblea General es el principal órgano de deliberación, adopción de políticas y representación de las Naciones Unidas; y su proceso de revitalización constituye un requisito  indispensable para la eficacia y eficiencia de la Organización.  

Una verdadera reforma de la ONU, precisa de una revitalización de la Asamblea General que consolide el carácter democrático y participativo de ese Órgano, a través del ejercicio pleno de las facultades consagradas en la Carta de la ONU por sus 193 Estados miembros.

El respeto pleno a la Carta de las Naciones Unidas, así como del Reglamento de la Asamblea General y demas Órganos, resulta insoslayable.

Garantizar la confianza de la comunidad internacional en las Naciones Unidas y la legitimidad de ésta, requiere también que la Organización responda realmente a los intereses colectivos de sus Estados Miembros.

En numerosas ocasiones la comunidad internacional ha sido testigo de la no aplicación de resoluciones que la Asamblea General adopta, así como de la falta de consenso en las decisiones sobre problemáticas de larga data que han aquejado a nuestros pueblos. Cuba hace un llamado a los Estados miembros de esta Organización para hacer gala de voluntad política y compromiso con el multilateralismo.

Asimismo, subrayamos la necesidad de un adecuado equilibrio entre los órganos principales de las Naciones Unidas, conforme a la Carta, así como el cese de la creciente y peligrosa tendencia del Consejo de Seguridad a invadir el ámbito de acción de la Asamblea General, lo que entraña una violación de los procedimientos.  

Esperamos que como resultado del proceso de revitalización se fortalezca la interacción entre la Secretaría y la Asamblea General, para que la primera pueda responder de manera más efectiva a los mandatos que determinen los Estados miembros.

Por otro lado, no será posible contar con una Organización que responda de manera efectiva al sistema de relaciones internacionales contemporáneo, sin reformar el Consejo de Seguridad y convertir a la Asamblea General en el centro del debate y el trabajo multilateral.

Señor Presidente,

Mi delegación acoge con beneplácito la adopción por consenso de la resolución A/RES/71/323 de la Asamblea General. Consideramos de vital importancia la decisión acordada en esta resolución referente a la publicación en el Diario de la ONU de las reuniones oficiales y sus resúmenes correspondientes en los seis idiomas oficiales. Reiteramos la importancia del multilingüismo y la paridad entre los seis idiomas oficiales en las labores de la Organización.

Sobre el proceso de selección del Secretario General, valoramos positivo que la resolución A/RES/71/323 reiteró que dicho proceso se guía por los principios de la transparencia y la inclusividad y se fundamenta en las mejores prácticas y la participación de todos los Estados miembros.

De igual forma, consideramos relevante que se mantengan los diálogos interactivos oficiosos con los candidatos al cargo de Presidente de la Asamblea General, lo cual contribuye a la transparencia y la inclusividad del proceso.

Concluyo reiterando la disposición de mi delegación a continuar apoyando el proceso de revitalización de la Asamblea General, que consolide su carácter democrático y participativo.

Muchas gracias.