73 AGNU: Intervención de la delegación cubana en el Diálogo Interactivo con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Nueva York, 15 de octubre de 2018.

Señor Presidente:

Agradecemos la presentación oral de la Sra. Bachelet, a quien felicitamos por su designación como Alta Comisionada, y reiteramos nuestro apoyo en los esfuerzos por promover la causa de los derechos humanos sobre la base de la objetividad, no selectividad e imparcialidad. Asume esta tarea rodeada de grandes retos. Entre ellos, la creciente politización en el tratamiento de la cuestión de los derechos humanos, en particular contra países del Sur.  

Un ejemplo claro lo constituye el evento contra Cuba que el gobierno de Estados Unidos pretende realizar mañana 16 de octubre, en la sala del ECOSOC, un órgano principal de esta Organización.  

Cuba denuncia la perversa intención de celebrar este evento, usando el nombre y los predios de las Naciones Unidas para atacar a uno de sus Estados Miembros. Su realización constituiría una clara violación de los propósitos y principios de la Carta y el Derecho Internacional, y de las normas de esta Organización para la celebración de sus reuniones.

Tanto el evento convocado como la campaña que pretenden lanzar, constituyen un ultraje a la soberanía del pueblo cubano y un irrespeto a su libre determinación. Enfrentarán nuestro más enérgico rechazo y condena.

No es Estados Unidos quien dará lecciones de derechos humanos a Cuba. No tiene autoridad moral alguna para hacerlo, mucho menos bajo la nueva administración, con una agenda que impulsa las ideas supremacistas, racistas y xenófobas. 

Esperamos que Naciones Unidas, y en particular su Secretaría, no permitan una agresión como esta contra uno de sus Estados Miembros, mediante la manipulación de los derechos humanos.

Muchas gracias