Intervención del Consejero Alejandro González Behmaras, de la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas, en el debate general de la 9na sesión del Mecanismo de Expertos sobre el Derecho al Desarrollo.

Nueva York, 1 de mayo de 2024.

Señor Presidente:

En adición a lo expresado por Venezuela a nombre del Grupo de Amigos en Defensa de la Carta de las Naciones Unidas, quisiera añadir los siguiente a título nacional.

Mi delegación reafirma su compromiso irrestricto con la Declaración de las Naciones Unidas sobre el Derecho al Desarrollo de 1986, cuyo 40 aniversario se acerca; y la materialización de este derecho, que como lo definiera la Declaración y Programa de Acción de Viena de 1993, es un derecho humano fundamental.

Respaldamos los mecanismos y procedimientos especiales de las Naciones Unidas encargados de promover el derecho al desarrollo.

Tomamos nota de la documentación y los estudios producidos por el Mecanismo de Expertos sobre el Derecho al Desarrollo, cuyo quehacer debe desarrollarse en estricto apego al mandato otorgado por el Consejo de Derechos Humanos, mediante la resolución 42/23, y en consulta con los Estados.

Agradecemos al Mecanismo la labor desarrollada en estos cuatro años. El Mecanismo tiene aún mucho que aportar en la promoción y materialización de este derecho. Es muy importante que el Mecanismo desarrolle su trabajo de manera efectiva para que pueda cumplir su mandato y contribuir al objetivo principal: la realización del Derecho al Desarrollo en todos los países, en particular en los países en desarrollo.

Este derecho continúa siendo un sueño imposible de alcanzar para muchos países; y su existencia continúa siendo negada por algunas de las naciones más ricas, beneficiarias del injusto orden internacional actual, cuyas instituciones financiaras son poco democráticas y nada transparentes, y deben ser reformadas con urgencia.

No resulta casual que algunos de los países que niegan el derecho al desarrollo son los mismos que imponen medidas coercitivas unilaterales contra naciones del Sur, en franca violación de la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, y con un impacto directo y muy negativo sobre los derechos humanos, incluyendo el derecho al desarrollo.

Señor Presidente,

Urge redoblar esfuerzos en la promoción del derecho al desarrollo. En ese empeño, podrá siempre contarse con la voz y los esfuerzos de Cuba, tanto en capacidad nacional como en su rol de coordinador del Grupo de Trabajo de Derechos Humanos del MNOAL, responsabilidad que nos honra profundamente.

La decisión tomada por el Consejo de Derechos Humanos en su resolución 54/18, de trasladar a Nueva York el proyecto de instrumento internacional vinculante sobre el derecho al desarrollo, para su discusión por la Asamblea, es, sin dudas, un paso de avance en la dirección correcta.

Muchas gracias.