Intervención del Embajador Ernesto Soberón Guzmán, Representante Permanente de Cuba ante Naciones Unidas, en la reunión plenaria de la AGNU sobre el veto en el Consejo de Seguridad respecto al proyecto de resolución sobre RPDC.

Nueva York, 11 de abril de 2024.

Señor Presidente:

Desde la adopción de la resolución A/RES/76/262, titulada “Mandato permanente para realizar un debate de la Asamblea General cuando se emita un veto en el Consejo de Seguridad”, nuestra delegación ha insistido en que el Consejo de Seguridad no se puede limitar a presentar informes especiales únicamente en los casos en que se haya utilizado el veto. Reiteramos nuestra consideración de que ello sería un enfoque claramente restrictivo y selectivo de lo que establece la Carta al respecto en sus artículos 15.1 y 24.3.

Señor Presidente:

Resulta lamentable que, en el Consejo de Seguridad, en lugar de atenderse las preocupaciones de los Estados no miembros del órgano, en especial sobre temas que le conciernen directamente, se continúe forzando la toma de acción sobre proyectos de resolución, cuando aún existen diferencias considerables en cuanto a su contenido y alcance.

El paradigma basado en las sanciones y la política de Estados Unidos de máxima presión, son un obstáculo al proceso de diálogo en torno a la situación en la Península Coreana, e intensifican las tensiones y los problemas de seguridad en la región.

Condenamos enérgicamente las medidas coercitivas unilaterales impuestas contra la República Popular Democrática de Corea, que han agravado la situación económica y humanitaria de su pueblo.

Reiteramos nuestro llamado a todos los Estados a abstenerse de realizar acciones que no contribuyen al objetivo de la desnuclearización y que, por el contrario, complican aún más la tensa situación en la región.

Apoyamos la causa de la desnuclearización total de la Península Coreana, sin injerencia extranjera, con pleno respeto a la igualdad soberana y la integridad territorial de los Estados y con estricto apego al principio del no uso ni amenaza de uso de la fuerza. Ratificamos el compromiso de Cuba con la paz y el multilateralismo.

Solo a través del diálogo y las negociaciones se puede lograr una solución política duradera, que tome en cuenta las preocupaciones legítimas de todas las partes involucradas, y como única vía que puede conducir a la paz y la estabilidad en la Península Coreana.

Muchas gracias.