Intervención del Embajador Ernesto Soberón Guzmán, Representante Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas en reunión del IGN Reforma del Consejo de Seguridad.

Nueva York, 15 de abril de 2024

Estimados Copresidentes:

Reconocemos sus esfuerzos en la actualización del documento de ‘‘elementos de convergencia y divergencia’’, recién circulado, así como el dinamismo que han introducido a las discusiones durante el actual periodo de sesiones.

Consideramos que las prácticas innovadoras implementadas desde la 77 AGNU, como la transmisión en vivo de una parte de las reuniones y la creación de un sitio web sobre el IGN, han dado resultados positivos, trasladando información oportuna a los Estados sobre el proceso y contribuyendo a discusiones más transparentes e inclusivas.

De igual forma, el enfoque propuesto por los copresidentes, de sostener diálogos sobre modelos presentados por grupos y países en capacidad nacional, ha permitido aclarar dudas sobre las diferentes posturas.

Respecto al documento de ‘‘elementos de convergencia y divergencia’’, observamos que algunos puntos nuevos, reflejados en los elementos generales de convergencia, no han sido cuestiones apoyadas por todos los Estados miembros, según se indica. Por ejemplo, el punto 7 que refiere ‘‘Los Estados miembros apoyan la inclusión de una cláusula de revisión en la reforma del Consejo de Seguridad, a fin de garantizar que el Consejo de Seguridad siga siendo un reflejo de la evolución del panorama geopolítico, eficiente, eficaz, responsable y relevante’’, no creemos goce de tal apoyo.

Cuando se abordó durante esta sesión la propuesta de mandatar una cláusula de revisión para cualquier reforma futura del Consejo de Seguridad, mi delegación no se opuso, pero expresamos que estamos en una etapa temprana para discutir sobre una cuestión procedimental que sucedería posterior a la reforma y que, en nuestra opinión, deberíamos concentrarnos en abordar los temas sustantivos en los que aún no tenemos acuerdo. No debemos prejuzgar una discusión antes de alcanzar un acuerdo sustantivo sobre la reforma del órgano.

También entendemos que otras delegaciones expresaron diversos matices respecto a la inclusión de dicha cláusula de revisión.

En tal sentido, no debería considerarse este particular como punto de convergencia entre los Estados miembros.

En otro orden, en el acápite sobre ‘‘la cuestión del veto’’, comprendemos que un número creciente de Estados miembros apoya las limitaciones al alcance y uso del veto; pero las opciones específicas para hacerlo, que han sido sugeridas por un grupo de Estados miembros, no deberían pasar a ser parte de las convergencias como se ha reflejado en el documento actualizado.

Al mismo tiempo, vemos que persisten muchas otras divergencias en los temas sustantivos de la reforma del Consejo de Seguridad, sobre las cuales habría que continuar dialogando.

Debemos aprovechar el espacio que nos brindan estas negociaciones intergubernamentales, promoviendo amplios intercambios entre los Estados miembros y grupos, para avanzar en la reforma del Consejo de Seguridad con un mayor compromiso y voluntad política.

Copresidentes:

Cuenten con mi delegación para seguir construyendo convergencias en este proceso, dirigidas a una reforma integral y amplia del Consejo de Seguridad que lo convierta en un órgano más democrático y representativo, sin dobles raseros, lo cual contribuiría a preservar la credibilidad de la Organización.

Muchas gracias