Intervención del Embajador Gerardo Peñalver, Representante Permanente de Cuba ante Naciones Unidas en el debate en virtud de la resolución A/Res/76/262, luego del veto emitido por EEUU en la reunión del Consejo de Seguridad sobre Palestina.

Intervención del Embajador Gerardo Peñalver Portal, viceministro primero de Relaciones Exteriores y Representante Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas en el debate en virtud de la resolución A/Res/76/262, luego del veto emitido por Estados Unidos en la reunión del Consejo de Seguridad sobre Palestina, el 20 de febrero de 2024.

Nueva York, 5 de marzo de 2024.

Señor Presidente:

Es urgente poner fin al prolongado genocidio de Israel contra el pueblo palestino.

Las Naciones Unidas no pueden permanecer en silencio ante el castigo colectivo, las graves violaciones del derecho internacional humanitario y los crímenes de guerra y de lesa humanidad que comete el gobierno de Israel, como Potencia Ocupante.

Condenamos, en los términos más enérgicos, los asesinatos de civiles, especialmente de mujeres, niñas y niños y de trabajadores humanitarios del sistema de Naciones Unidas; los bombardeos indiscriminados y la destrucción de viviendas, hospitales e infraestructura civil; así como la privación de los servicios básicos a la población de Gaza, que empeoran considerablemente la precaria situación humanitaria resultante del bloqueo a la Franja.

El pasado 29 de febrero, Israel ha cometido un nuevo crimen de lesa humanidad al bombardear personas que se agrupaban para recibir comida. Al menos 104 personas han fallecido y otras 760 resultaron heridas. Reiteramos nuestra más enérgica condena al genocidio en Gaza y exigimos un cese al fuego inmediato.

Cuba condena, asimismo, una eventual ofensiva militar de Israel en Rafah.

Nada justifica el genocidio en curso contra el pueblo palestino, precedido por décadas de ocupación ilegal, colonización, despojo de sus tierras, y prácticas de apartheid.

Señor Presidente:

La histórica complicidad de los Estados Unidos, con el apoyo de sus aliados en la OTAN, garantiza que el gobierno de Israel continúe actuando con impunidad.

Desde el aumento de la escalada de violencia en Gaza, es la tercera ocasión que Estados Unidos veta una resolución del Consejo de Seguridad sobre Palestina, que exigía un cese al fuego humanitario inmediato.

El gobierno estadounidense debe dejar de usar el antidemocrático y obsoleto poder de veto para proteger a Israel. Una vez más, se repiten pretextos insostenibles que impiden al Consejo de Seguridad cumplir el mandato que le otorga la Carta de la ONU, sin detener la masacre en Gaza.

Deben cesar de una vez los dobles raseros, la selectividad y la manipulación política, que vulneran la causa de la paz y la seguridad internacionales.

Es impostergable lograr una solución amplia, justa y duradera al conflicto israelí-palestino, sobre la base de la creación de dos Estados, que permita al pueblo palestino ejercer su derecho a la libre determinación y a disponer de un Estado independiente y soberano dentro de las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén Oriental como su capital y que garantice igualmente el derecho al retorno de los refugiados.

Nos sumamos al llamado de convocar, con urgencia, una Conferencia de Paz auspiciada por las Naciones Unidas, que permita preservar los derechos inalienables del pueblo palestino.

Señor Presidente:

Reafirmamos la voluntad de Cuba de contribuir a los esfuerzos internacionales legítimos para poner fin a la actual situación.

Apoyamos la demanda de Sudáfrica ante la Corte Internacional de Justicia, en relación con las violaciones por parte de Israel de sus obligaciones en virtud de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, de la cual Cuba es Estado Parte.

Reiteramos la propuesta presentada por nuestro país en la reciente XIX Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, de enviar urgentemente a la Franja de Gaza una misión de protección internacional, autorizada por la Asamblea General de la ONU, con el mandato de garantizar la seguridad y protección de la población civil y facilitar la entrega de ayuda humanitaria de emergencia, incluyendo agua y alimentos.

Llamamos, una vez más, a todas las partes involucradas a facilitar la entrada y distribución de esa indispensable ayuda al pueblo palestino.

Cuba reitera su invariable solidaridad con la causa palestina. El Estado de Palestina tiene derecho a ser un miembro pleno de las Naciones Unidas. Es imperioso el cese de la violencia y evitar el desplazamiento forzoso de los palestinos de su propia tierra.

Como dijera el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, y cito: ‘‘Jamás la causa palestina pareció más justa que en el contraste con la brutalidad repulsiva de sus adversarios. La humanidad no olvidará ni el heroísmo de los agredidos ni la barbarie de los agresores’’.

Muchas gracias.