Intervención del Embajador Yusnier Romero Puentes, Representante Permanente Alterno de Cuba ante las Naciones Unidas, en los temas 34 y 35 sobre la situación en el Medio Oriente y la cuestión de Palestina.

Intervención del Embajador Yusnier Romero Puentes, Representante Permanente Alterno de Cuba ante las Naciones Unidas, en los temas 34 y 35 sobre la situación en el Medio Oriente y la cuestión de Palestina.

Nueva York, 28 de noviembre de 2023.

Señor Presidente:

Mi delegación tiene el honor de intervenir bajo el tema 34 de la agenda, “La situación en el Medio Oriente”, así como sobre el tema 35 “La cuestión palestina”.

Señor presidente:

El mundo se encuentra hoy ante una catástrofe humanitaria de proporciones extremas en el territorio palestino ocupado de la Franja de Gaza.

Reiteramos nuestra profunda preocupación por la escalada de violencia en Palestina, consecuencia de 75 años de prácticas israelíes de ocupación ilegal y colonización, en flagrante violación de los derechos inalienables del pueblo palestino en su propio territorio; así como del prolongado irrespeto de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, incluidas numerosas resoluciones pertinentes de la ONU.

Cuba condena, en los términos más enérgicos, los asesinatos de civiles, especialmente de mujeres, niños y de trabajadores humanitarios del sistema de Naciones Unidas; los bombardeos indiscriminados contra la población en Gaza y la destrucción de viviendas, hospitales e infraestructura civil; así como la privación de los servicios de agua, alimentos, electricidad y combustible a la población de Gaza, que empeoran considerablemente la precaria situación humanitaria resultante del bloqueo de la Franja de Gaza y constituyen flagrantes violaciones del Derecho Internacional Humanitario.

Nada puede justificar tales acciones, que constituyen un castigo colectivo, graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario, crímenes de guerra y de lesa humanidad.

La impunidad con que actúa el gobierno de Israel solo puede explicarse por su confianza en que no tendrá que rendir cuentas por sus actos y que cuenta con el respaldo del gobierno de los Estados Unidos y de otros de sus aliados en la OTAN.

Demandamos un cese al fuego inmediato y permanente, así como la entrega de ayuda humanitaria a Gaza sin restricciones.  Reclamamos poner fin a la retórica belicista de la potencia ocupante.

Al mismo tiempo, rechazamos los planes de anexión de la Cisjordania ocupada, así como la represión y los asesinatos de los palestinos que la habitan, en franca violación del Derecho Internacional.

Se impone evitar el desplazamiento forzoso de los palestinos de la tierra que por derecho propio les pertenece.

 A Cuba no le caben dudas acerca de que el sistema de dominación del pueblo palestino por parte de Israel, la explotación y apropiación de sus recursos, así como la negación de manera exponencial de todos los derechos de la población, constituyen un verdadero sistema de apartheid contra ese pueblo.

Señor Presidente:

Resulta alarmante que, ante esta grave amenaza a la paz y seguridad internacionales, el Consejo de Seguridad no haya logrado un resultado a la altura de lo que las circunstancias requieren. Estados Unidos, que ha garantizado una impunidad criminal a este genocidio, debe dejar de obstaculizar la acción del Consejo de Seguridad en este sentido. 

Reiteramos nuestro llamado al Consejo de Seguridad a que cumpla la responsabilidad que le otorga la Carta de la ONU en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales y exija el fin inmediato de la ocupación de los territorios palestinos y de las políticas agresivas y prácticas colonizadoras de Israel, en cumplimiento de las resoluciones sobre la situación en el Medio Oriente, incluida la cuestión Palestina, particularmente la resolución 2334 de 2016.

La comunidad internacional no puede permanecer pasiva ante el incremento de la violencia y el uso de la fuerza de manera indiscriminada y desproporcionada contra civiles palestinos, en flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional Humanitario.

Ratificamos el apoyo irrestricto a una solución amplia, justa y duradera del conflicto israelí-palestino, sobre la base de la creación de dos Estados que permita al pueblo palestino ejercer el derecho a la libre determinación y a disponer de un Estado independiente y soberano, en las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén Oriental como su capital, y el derecho al retorno de los refugiados.

Debe atenderse, cuanto antes, este reclamo de larga data, reiterado en el debate general de este 78º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas por altos representantes de la amplia mayoría de la comunidad internacional, así como en las reuniones del Plenario de la AGNU recientemente celebradas sobre la Cuestión de Palestina.

Expresamos al gobierno y al pueblo palestino nuestra invariable solidaridad, el respaldo al ingreso de Palestina como miembro pleno de las Naciones Unidas y reiteramos nuestro llamado a la celebración de una conferencia internacional de paz.

Señor Presidente:

Cuba reitera su más enérgica condena a la decisión del gobierno de Estados Unidos de reconocer el Golán sirio ocupado como territorio de Israel, lo cual constituye una grave y flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas, del Derecho Internacional y de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, en particular la resolución 497 de 1981. Esta maniobra de Washington, que vulnera los intereses legítimos del pueblo sirio y de las naciones árabes e islámicas, impone graves consecuencias para la estabilidad y la seguridad en el Medio Oriente.

Continuaremos respaldando la exigencia del Gobierno de la República Árabe Siria de recuperar los Altos del Golán, y reclamamos una vez más la retirada total e incondicional de Israel del Golán sirio y de todos los territorios árabes ocupados.

Señor Presidente:

Mañana, 29 de noviembre, en solo 24 horas, celebraremos el “Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino”. Hagamos con hechos y no con palabras que las Naciones Unidas sea relevante para el pueblo palestino. Cada momento de pasividad, de dobles raseros o de silencio costará más vidas de inocentes. Cuba apoyará y contribuirá en todo lo que esté a su alcance a los esfuerzos internacionales legítimos a fin de poner término a la actual situación.

Muchas gracias