Los habanos de Cuba avanzan en Marruecos

Por Victor M. Carriba

Rabat, 3 de marzo de 2020 (Prensa Latina) El prestigio del tabaco cubano cuenta hoy con un pilar en la ciudad marroquí de Casablanca, donde radica una Casa del Habano que impulsa ese exquisito producto en el país conocido como el 'Umbral de África'.

Abierto en 2009 en la capital económica de Marruecos, el establecimiento posee todas las condiciones necesarias para la conservación y consumo de los mejores puros provenientes de las plantaciones cubanas.

Al mismo tiempo, constituye el centro de distribución para más de un centenar de puntos que venden unas 400 mil unidades cada año en ese país árabe. 'No somos de los mercados más pequeños, pero tampoco de los más grandes. Aquí se vende mucho, pero puede venderse mucho más', afirmó el portugués Miguel Figueiras, director de venta y marketing del grupo Imperial Brands.

Tenemos 172 vitolas diferentes y los formatos más populares son los robustos y el Partagás de cuatro, detalló.

En conversación con Prensa Latina en Casablanca, el especialista aseguró que existe una buena demanda en el mercado marroquí, que se caracteriza por 'una clientela bastante fiel'. Al mismo tiempo, cada año hay fumadores más expertos y 'gente que quiere saber y aprender no solo sobre los cigarros, que es parte de la cultura cubana, sino también de Cuba, el país, su gente, sobre todo ahora, después que se reanudaron las relaciones diplomáticas entre los dos países'

Por eso, el local, cuyo fundador y gerente general (manager) es Mehdi Bennani, estableció vínculos con la embajada de la isla caribeña en Rabat para 'contar la verdadera historia de los tabacos, que se vincula con la propia historia de Cuba'. Figueiras subrayó que toda la venta y distribución de los puros en Marruecos son realizadas por la Casa del Habano de Casablanca, la cual los importa directamente de Cuba, aunque lamentó que 'la demanda es mayor que los suministros y por eso sufrimos un poco'.

El objetivo principal es tener un establecimiento al menos en las grandes ciudades de Marruecos, sostuvo el experto. Ya existen en Casablanca, Rabat, Marrakech y Agadir, estas dos últimas importantes polos turísticos 'con europeos y marroquíes con muchas posibilidades financieras, que pueden fumar un puro de calidad'.

'Queremos tener gente apasionada por el tabaco, que lo conozcan y puedan aportar esa pasión al desarrollo del negocio', dijo. En ese sentido, reveló que la Casa trata de introducirse en el sector del golf, una actividad de nivel en Marruecos, de asociarse con 'una importante competencia de hipismo con la familia real' y otros eventos de alto nivel.

La instalación ofrece otros servicios como un salón de su local para reuniones de negocios o de otro tipo, la entrega de habanos a domicilio y el alquiler de espacios en su humidor a los clientes que necesiten conservar sus propios habanos.

Además presta atención al sector de los cigarrillos, los cuales 'tienen una estrategia comercial distinta a los cigarros'. Figueira confesó que prefiere trabajar con los habanos 'porque tienen ese glamour y el cliente tiene algo distinto. Es muy sexy, un producto que encierra cultura, historia y estilo, la forma como se fuma y se comunica'. Y más aún cuando se está rodeado de un ambiente que es 'un poquito de Cuba en Marruecos', con cuadros y elementos relacionados con la isla y un permanente aroma a tabaco proveniente del gran humidor y de los puros que degustaban dos clientes en el momento de la entrevista

Categoría
Comunidad cubana
Cooperación
Relaciones Bilaterales
Solidaridad
RSS Minrex