Médica formada en la ELAM afirma sentirse parte del contingente Henry Reeve

La joven estadounidense nacida en Ghana, Samira Addrey, egresó de la Escuela Latinoamericana de Medicina (Elam) de La Habana en 2020, y vio cumplidos sus sueños como los de otras familias de escasos recursos económicos del mundo.

Ella llegó en agosto de 2012, gracias a la organización IFCO-Pastores por la Paz, donde hoy realiza trabajos de coordinación en el programa de becas para otros jóvenes.

A propósito de su trabajo nos relató que «En Cuba tenemos estudiantes cursando la carrera de medicinas desde el 1ro. hasta el 6to. año y resulta un desafío para todos, ya que ellos participan en las pesquisas para detectar los enfermos de COVID-19 asintomáticos. Es una oportunidad única en el mundo porque un estudiante tiene la ventaja de interactuar con la población en las comunidades, conociendo sus problemas y hablando cara a cara con los vecinos».

Aseguró que con esa labor, realizada junto a los jóvenes que cursan carreras de Ciencias Médicas en Cuba, aprenden del sistema de prevención cubano para luego aplicarlo en los territorios menos favorecidos económicamente en su país. Además, les resulta interesante conocer cómo mantener la salud y el bienestar de una persona, su familia y su comunidad.

«Nuestros estudiantes han sido parte de esta gran batalla contra el nuevo coronavirus. Recientemente han participado en la campaña para vacunar a la población en La Habana, principalmente en las áreas de atención de la Facultad Enrique Cabrera. Ellos voluntariamente laboran en los vacunatorios para tomar los signos vitales de quienes reciben los candidatos vacunales cubanos», señaló Samira Addrey.

Calificó esta labor de orgullo y dijo que de los 196 graduados, 116 se han podido insertar en el sistema de Salud estadounidense y laboran como médicos, ejerciendo lo aprendido en Cuba. Varios de ellos iniciaron la residencia en alguna especialidad médica, aunque actualmente enfrentan obstáculos para homologar sus títulos universitarios.

Hizo referencia a la entidad conocida como la Comisión Educativa para Graduados en Medicina en el Extranjero (Educational Commission for Foreign Medical Graduates), que se encarga de ese trámite burocrático y que por el tema de la pandemia solo recibe los documentos a través de Internet. Esa entidad no incluyó a la Elam dentro de su listado de universidades, por tanto, no pueden llenar los formularios en el sistema.

Al preguntarle por sus añoranzas de la etapa estudiantil, con una emoción evidente y lágrimas en los ojos hizo referencia al vínculo de amistad con los jóvenes de un centenar de países. Aseguró que de solicitarse una ayuda por cualquiera de ellos, estarían prestos a partir en cualquier momento de sus vidas.

«Somos la continuidad del internacionalismo cubano. Nos consideramos miembros del contingente Henry Reeve que salvará vidas ante los desastres naturales y las graves epidemias en los lugares de difícil acceso y alejados de las urbes más pobladas, porque somos fieles a la visión internacionalista del Comandante en Jefe Fidel Castro. Así mostramos nuestro agradecimiento por la oportunidad recibida de estudiar gratuitamente en Cuba», afirmó.

Fuente: Diario Granma

Categoría
Eventos
Solidaridad
RSS Minrex