76AGNU:Intervención del Excmo. Sr. Pedro Luis Pedroso Cuesta, Representante Permanente de Cuba ante Naciones Unidas. Plenario de la Asamblea General de la ONU. Tema 115: Memoria del Secretario General sobre la labor de la Organización. 24 de Enero 2022.

Señor Presidente:

Aprovecho la ocasión para felicitarlo por su ardua labor para dar continuidad al trabajo de la Asamblea en tan difíciles circunstancias.

Agradecemos al Secretario General por la presentación de su memoria sobre la labor de la Organización. Este informe refleja la relevancia de las Naciones Unidas, la vigencia de los propósitos y principios refrendados en su Carta fundacional, así como la necesidad de fortalecer el multilateralismo, la cooperación y la solidaridad internacionales.

En primer lugar, deseo expresar, en nombre de mi delegación, nuestros más sinceros deseos de pronta recuperación y solidaridad al pueblo y gobierno de Tonga, víctimas de los efectos de la reciente erupción volcánica y el posterior tsunami. También a la delegación de Afganistán, por el terremoto ocurrido en Badghis, el cual ha causado la pérdida de vidas y numerosos daños materiales.

Señor Presidente:

La Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, su implementación y seguimiento, continúan siendo la hoja de ruta para la promoción del crecimiento socio-económico, equitativo y sostenido de los Estados, como refleja el informe del Secretario General.

La pandemia de COVID-19 ha puesto de relieve la importancia de cumplir de manera íntegra, y en tiempo, las nobles aspiraciones de la Agenda 2030. Pese a la voluntad y esfuerzos de los países en desarrollo en su implementación, son muchos los retos que estos aún enfrentan, los cuales han sido agravados por los múltiples efectos de la pandemia global.

En tal sentido, reafirmamos la importancia del cumplimiento de los compromisos en materia de financiación y asistencia oficial para el desarrollo, cooperación internacional, transferencia de tecnologías, la creación y fomento de capacidades, como complementos de los esfuerzos que realizan los países en desarrollo.

Señor Presidente:

Coincidimos con el Secretario General en la importancia de promover y proteger los derechos humanos, y, en este sentido, reiteramos la necesidad de promover los derechos al desarrollo, a la paz, a la solidaridad internacional y a un medioambiente sano con el mismo ímpetu con que se promueven otros derechos.

La manipulación de los derechos humanos, las prácticas selectivas, los enfoques punitivos y los dobles raseros en los órganos de las Naciones Unidas que abordan esta cuestión, sólo fomentan la confrontación y deslegitiman a estos órganos, en los que con frecuencia sólo se visibilizan los retos de los países en desarrollo, mientras se calla ante las violaciones de estos derechos en los países desarrollados.

Señor Presidente:

El mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, solo será posible a través del respeto pleno a la Carta de la ONU, en especial a la soberanía e independencia política de los Estados.

El respeto absoluto al sistema político económico y social elegido por los pueblos, en ejercicio de su soberanía y derecho a la libre determinación, así como la no injerencia en los asuntos internos, constituyen una premisa de esta Organización.

La aplicación de medidas coercitivas unilaterales, no solo atentan contra la paz y la estabilidad, sino que perjudican seriamente el bienestar de los pueblos. Esto ha sido aún más patente en el contexto de la pandemia de la COVID-19, en que el impacto de dichas medidas ha multiplicado las dificultades que enfrentan los países sujetos a las mismas, en su capacidad de combatir la pandemia y avanzar hacia la recuperación.

Por ello, denunciamos una vez más, el criminal, y genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba desde hace seis décadas, cuyo propósito fundamental es destruir el orden económico, político y social elegido libremente por el pueblo cubano. El bloqueo constituye una violación flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos de los cubanos, continúa siendo el principal obstáculo para el avance hacia el desarrollo sostenible de nuestro país y dificulta nuestra respuesta a los retos asociados a la pandemia. Sin embargo, Cuba sigue adelante, la unidad y determinación de su pueblo se amplifica ante los obstáculos y las dificultades, como lo demuestran los inobjetables avances en el cumplimiento de la Agenda 2030, y los datos contundentes de inmunización con el 87 por ciento de la población vacunada con esquema completo contra la COVID-19.

Señor Presidente:

Concluyo reiterándole nuestro apoyo en sus gestiones, en especial en la defensa del multilateralismo y del derecho internacional, la diplomacia para la paz, el desarrollo y el respeto entre las naciones. Puede contar con Cuba en la promoción de un mundo más justo para todas las naciones y personas.

Muchas gracias