Homenaje de la Escuela José Martí en Mongolia y de la Embajada de Cuba por el 169 aniversario del natalicio del Héroe Nacional de Cuba

Hoy tuvo lugar en la Escuela secundaria #52, José Martí, de Ulan Bator emotivo homenaje por el 169 aniversario del natalicio de nuestro Héroe Nacional con la participación del Embajador de Cuba en Mongolia, Jorge Ferrer, el Consejo de Dirección del Centro y profesores.

La actividad, presidida por la Directora de esa institución educacional, Tserenkhand Lumben y el Embajador de Cuba contó con la presencia de un grupo de profesores, dado que los estudiantes siguen en vacaciones extendidas ante la nueva ola de Covid-19.

Tras el recibimiento al  reducido personal cubano y mongol de la Embajada de Cuba, se efectuó el acto de recordación en el busto de Martí que perpetua su memoria. Hicieron uso de la palabra la Directora, el trabajador social del centro y el Embajador cubano.

Los representantes de la Escuela resaltaron el honor que llevar el nombre de José Martí y reseñaron momentos de la trayectoria del Héroe cubano como escritor, periodista para medios latinoamericanos, intelectual y luchador por la independencia de Cuba frente a España que lo llevaron al destierro y a dar su vida por la patria en la guerra contra el colonialismo.

El Embajador cubano agradeció al gobierno y pueblo mongol haber nombrado esta escuela  como José Martí para perpetuar su memoria y como símbolo de la amistad entre nuestros pueblos  y gobiernos.   

También reconoció a la Directora, al Consejo de Dirección y a los profesores la organización de esta mañana de actividades en recordación al más universal de los cubanos y su labor para difundir la vida y obra de nuestro Apóstol  entre los estudiantes. 

El diplomático resaltó que ningún lugar mejor que una escuela para honrar a Martí dada la importancia que dio en su pensamiento y en su obra literaria a los niños y a la formación de valores para que fueran futuros hombres y mujeres de bien.

Destacó que Martí fue un político, luchador y escritor con visión futurista, de su tiempo y de todos los tiempos por lo que sus obras escritas hace más de un siglo, siguen siendo tan vigentes y atractivas para sus lectores contemporáneos, como si hubiera sido escrita ahora.

Posteriormente, el Embajador Jorge Ferrer depositó una ofrenda floral a Martí y dos estudiantes cubanos mongoles pronunciaron unas palabras sobre Cuba y depositaron un ramo de flores.

Luego, se efectuó un recorrido por diferentes departamentos de la institución en los cuales el Embajador y la comitiva conversaron con grupos de profesores y la psicóloga.

Como parte de la recordación a Martí dos estudiantes cubano-mongoles y el Embajador de la Isla cortaron la cinta para inaugurar la sala de podcast en la cual el trabajador social del centro realizó una entrevista al diplomático en relación con nuestro Héroe Nacional.

El Embajador, entre otras cuestiones, destacó  que Martí fue no solo un hombre de pensamiento, sino de acción  y también un hombre universal. Escribió no solo de Cuba y sus guerras de independencia, ni solo de los pueblos de Las Américas, sino también de España, Europa, África y Asia.

También resaltó que las obras de Martí, en particular para niños y jóvenes, como La Edad de Oro, no solo son poesía, cuento, crónicas e historia para entretener.  Son obras que deben leerse para aprender de otros pueblos como los Incas de América, los Anamitas de Asia, del África y sus conquistadores Europeos, de héroes como  el libertador Simón Bolívar, los clásicos de la literatura universal como La Iliada, de Homero, entre muchos otros temas.  

EmbaCuba Mongolia

Categoría
Comunidad cubana
Eventos
RSS Minrex