Cuba en Barbados

Abierto Libro de Condolencias en la Embajada de Cuba en Barbados.

Con la distinguida presencia del Honorable Freundel J. Suart, Primer Ministro de Barbados, y la Honorable Senadora Maxine McClean, Ministra de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior, se abrió el Libro de Condolencias en la Embajada de Cuba en Bridgetown para todos aquellos que deseen presentar sus respetos en homenaje al Comandante en Jefe y Líder de la Revolución Cubana, el Dr.

Declaración de la Asociación de Amistad Barbados-Cuba.

Antes de firmar el libro de condolencias por el fallecimiento del Comandante Fidel, el Presidente de la Asociación de Amistad Barbados-Cuba, David Denny, entregó la declaración del movimiento solidario. “La Asociación de Amistad Barbados-Cuba, la Coalición Pan Africana de Organizaciones y el Movimiento Caribeño por la Paz y la Integración se unen en solidaridad con el Gobierno y el Pueblo de Cuba y con el fallecimiento del Presidente Fidel Castro.

Primer Ministro de Barbados firma libro de condolencias por Fidel.

El Primer Ministro de Barbados, Freundel J. Stuart, visitó este mediodía la Embajada cubana para firmar el libro de condolencias por el fallecimiento del Comandante Fidel Castro Ruz. En su mensaje escribió que se nos fue un Titán regional, quien será recordado por su papel en el desmantelamiento del colonialismo y el imperialismo. Parafraseando las palabras inmortales de José Martí, expresó que Fidel es un verdadero hombre pues no miró de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber.

Lanzado en la UWI el libro "Dile a mi madre que me fui para Cuba" de la Dra. Sharon Marshall

La distinguida audiencia que se reunió en el recinto universitario disfrutó del exitoso lanzamiento del libro "Dile a mi madre que me fui para Cuba", una investigación en profundidad de historias interesantes sobre la migración de barbadenses hacia Cuba a principios del siglo XX. El mérito adicional de la Dra. Sharon Marshall es haber llevado información valiosa a esta obra literaria que invita al lector a sentirse como uno más de los residentes de Baraguá, en Camagûey.

Páginas